Nuevos dinosaurios vienen a Houston

El Museo de Ciencias Naturales alista su expansión con nuevas maravillas y tecnologías.
Nuevos dinosaurios vienen a Houston
Los nuevos fósiles del Museo de Ciencias Naturales son de todo tipo de dinosaurios.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

En los fósiles de dinosaurios se encuentran historias asombrosas y la colección que estará en exhibición en la nueva sala de Paleontología del Museo de Ciencias Naturales se encargará de contar algunas sin precedentes.

Bestias prehistóricas como el Tiranosaurio Rex serán parte de 30 nuevos esqueletos de estos animales prehistóricos que estarán en exhibición permanente.

RUMBO tuvo acceso exclusivo a algunas de las muestras que ya están listas para ser colocadas en el nuevo edificio. Y aunque lo que se le mostró a este semanario es apenas una pequeña parte de lo que estará en exhibición cuando se abran las puertas a finales de mayo, las piezas son espectaculares.

En total serán casi 1,000 nuevos fósiles los que adornarán la nueva sala, que mide 30,000 pies cuadrados. Pero no solamente habrá fósiles sino que también se contará con representaciones virtuales y otras actividades donde los visitantes incluso podrán tocar algunas de las muestras.

El paleontólogo David Temple explicó que por la manera como estarán instalados los diferentes fósiles será posible que las personas vean a estos monstruos como en ningún otro museo del mundo, ya que con las actividades interactivas tendrán una experiencia que los hará sentirse parte del mundo jurásico.

La historia de estos fósiles se desplegará de una forma innovadora porque Temple quiere que no solamente venga el público y mire un dinosaurio: él quiere que conozcan a profundidad la historia de cada uno.

Temple dijo que el Tiranosaurio Rex que tendrá el museo cuenta con las mejor preservadas manos y pies de cualquier otro T-Rex encontrado y que el fósil también tiene pedazos de piel.

“Nuestro T-Rex es uno de los pocos dinosaurios que están armados con todos sus huesos originales, eso es muy raro, y además tiene una historia muy interesante porque hemos logrado determinar que fue matado por otro T-Rex”, dijo Temple.

“El T-Rex que tendremos no tiene la cola y es que la perdió en una pelea con otro T-Rex, esto lo determinamos por la mordida que quedó preservada en el fósil. Son historias como esta las que acompañarán a los dinosaurios que tendremos en exhibición”, agregó Temple.

La directiva del Museo espera que esta nueva sala convierta al museo de houstoniano en uno de los mejores del mundo.