Florida prueba que combate abuso de fármacos

Un equipo especial antidrogas sacó de las calles casi medio millón de píldoras de oxicodona, arrestó a 2,150 personas y decomisó $4.7 millones en 2011.

Florida prueba que combate abuso de fármacos
El abuso de fármacos es una epidemia que envía a miles de personas todos los años a las salas de emergencia.
Foto: archivo

Miami, 14 de Marzo (EFE).- Un equipo especial antidrogas de Florida que combate la distribución ilegal y el abuso de analgésicos con receta sacó de las calles casi medio millón de píldoras de oxicodona, arrestó a 2,150 personas y decomisó $4.7 millones en 2011.

Rick Scott, gobernador del estado, informó hoy que entre los detenidos había 34 médicos y que las autoridades incautaron además 391 armas y 59 vehículos, durante los operativos de la unidad creada en marzo del año pasado.

Scott presentó los resultados del equipo antidrogas destacando que está logrando el objetivo para el cual fue concebido.

Su fin, precisó, es detectar la fuente del problema del abuso de fármacos con prescripción médica- las llamadas fábricas de píldoras (“pill mills”), las clínicas para el tratamiento del dolor y los doctores “sin escrúpulos que contribuyen con la distribución ilegal de drogas con recetas”.

“Los equipos están sacando esas drogas de las calles para salvar vidas. Estamos enviando un mensaje claro de que Florida no será conocida como el estado que tolera la distribución ilegal y el abuso de drogas”, dijo Scott.

En 2010, Florida era conocida como un lugar para que los “delincuentes pudieran conseguir esos analgésicos”- 90 de los 100 principales médicos a nivel nacional que compraban oxicodona y 53 de las principales farmacias del país que adquirían el fármaco estaban localizados en el estado.

El gobernador dijo que en el último año, el número de médicos se ha reducido en 85%, al quedar sólo 13 doctores, y el número de las farmacias también declinó 64% quedando 19 de esos establecimientos.

Asimismo, disminuyó el número de clínicas para el tratamiento del dolor de 800 a 508 a nivel estatal.

“Con siete floridanos muriendo por día debido al abuso de analgésicos con receta, tuvimos que tomar acción y cerrar las fábricas de píldoras. Hemos hecho un progreso excepcional y continuaremos con estos esfuerzos para salvar vidas”, dijo la fiscal general del estado, Pam Bondi.

El informe provisional sobre las personas fallecidas de 2011 muestra que el número de muertes por drogas con receta bajó casi 8% con respecto al mismo periodo de 2010.

Funcionarios del Departamento de Salud también han tenido un papel importante en la batalla contra este delito desarticulando a los médicos, farmacias y clínicas para el tratamiento del dolor que incurren en esa ilegalidad.

“El Departamento de Salud de Florida se ha percatado de la gravedad de esta epidemia y ayudará en la lucha para detener la prescripción inadecuada de sustancias controladas altamente adictivas para pacientes”, aseguró el cirujano general interino de Florida, Steven Harris.

El equipo especial bajo la coordinación del Departamento para el Cumplimiento de la Ley (FDLE) trabaja con siete unidades regionales, lideradas cada una por un jefe policial y un alguacil.