Tormenta deja un muerto en el norte de California

La tragedia ocurrió ayer cuando dos vehículos, incluyendo uno que transportaba a cuatro personas, se estrellaran contra un árbol caído en Oakland

SAN FRANCISCO.- Una tormenta de fin de invierno que trajo fuertes lluvias y vientos intensos a la Zona Central y al Norte de California fue responsable de al menos una muerte y amenazó con inundar un popular paseo marítimo en la playa.

Se habían pronosticado chaparrones aislados ayer, antes de que otra tormenta llegue hoy con aire más frío, lo que pudo traer más de un pie de nieve en las mayores elevaciones de la Sierra Nevada.

La tragedia ocurrió a primera hora de ayer cuando dos vehículos, incluyendo uno que transportaba a cuatro personas, se estrellaran contra un árbol caído en la Ruta 13 en Oakland, informó la Patrulla de Carreteras de California (CHP).

El conductor de uno de los vehículos se estacionó en el área divisoria, donde él y los pasajeros abandonaron el vehículo. El árbol fue golpeado luego por un camión que fue lanzado al aire, y el conductor que había dejado su vehículo fue atropellado mientras que un pasajero quedó inmovilizado bajo una porción de árbol y luego fue liberado.

Sam Morgan, portavoz de CHP, dijo que los pasajeros y el conductor del camión sufrieron lesiones leves y moderadas.

En el Condado de Santa Cruz, la lluvia llevó el Río San Lorenzo peligrosamente cerca del paseo marítimo de la playa Santa Cruz cuando el río atravesó los bancos de arena que normalmente lo separan del paseo en su curso hacia el océano.

Las autoridades afirmaron que se encontraban preocupadas de que el agua del río podría filtrarse bajo el paseo, causando un daño grave.

El caudal de agua arrancó una escalera de madera que baja a la playa, causando daños por varios miles de dólares.

Las cuadrillas formaron pilas de arena y trazaron un nuevo trayecto del río por fuera del paseo marítimo, informó el San Francisco Chronicle.

“Creemos que lo tenemos bastante controlado”, dijo al periódico Kris Reyes, portavoz del paseo. “Estamos esperando a ver cómo sigue”.

El caudal del río se vio acrecentado por las fuertes lluvias en las montañas de Santa Cruz, donde se registraron casi 15 pulgadas de lluvia, aseguró Matt Mehle, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología. Las montañas de los condados Sonoma y Marin también registraron fuertes lluvias.

“(El miércoles) las cosas simplemente sucedieron en cadena”, dijo Mehle. “Teníamos un aire muy húmedo que llegaba desde el Pacífico y, a medida que subía y pasaba sobre las montañas, comenzó a condensar”.

Una advertencia de tormenta invernal se encuentra vigente para el norte de la Sierra Nevada desde anoche hasta la tarde de mañana sábado, con vientos intensos y nieve, provocando períodos de visibilidad casi nula.

Se espera que el sábado el nivel de nieve caiga a unos 2,500 pies, lo que significaría que algunas montañas en los alrededores de la Bahía de San Francisco podrían registrar nevadas. También hay posibilidades de que haya tormentas eléctricas y granizo.

Las precipitaciones en forma de lluvia y nieve constituyeron buenas noticias para California, que se encontraba muy por debajo de su promedio anual de precipitaciones para el año. El nivel de deshielo en el estado alcanzó un 36% del nivel normal a partir de la mañana del jueves, 4 puntos porcentuales más que el nivel de dos días antes.

Se espera que esa cifra aumente a medida que el sistema de tormentas más frías se traslade durante el fin de semana, dijo Maury Roos, del Departamento de Recursos Hídricos de California.

“Tenemos esperanza de que lo que parecía ser un año bastante sombrío va a resultar adecuado, aunque aún nos encontramos un poco por debajo del promedio”, indicó.