Con sangre de luchador

Alberto del Río es el primer mexicano que ostenta el título de campeón del Royal Rumble, de la WWE

Alberto del Río es hijo de Águila de dos Caras y sobrino de Sicodélico y Mil Máscaras.
Alberto del Río es hijo de Águila de dos Caras y sobrino de Sicodélico y Mil Máscaras.
Foto: EFE

Alberto del Río aprendió la lucha libre en México entrenado por su padre, Águila de dos Caras, y sus tíos Sicodélico y Mil Máscaras, y ahora se destaca en Estados Unidos, donde ganó el campeonato Royal Rumble 2011.

“Tener el título actual de ganador del Royal Rumble, como parte de la organización Mundial de Lucha Libre como Entretenimiento [WWE], es un honor para mí, porque soy el único latino que lo ha logrado en toda la historia en Estados Unidos”, dijo Del Río.

El Royal Rumble 2011 se celebró el año pasado en Boston, Massachusetts, y, en su opinión, “va a ser difícil que dentro de poco otro latino lo logre; por eso ya soy parte de los libros de la historia de la lucha libre estadounidense”.

Nacido el 25 de mayo de 1977 en San Luis Potosí, México, Alberto Rodríguez -su verdadero nombre- es un arquitecto graduado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

El deportista proviene de una familia de luchadores profesionales y por ello decidió incursionar en la lucha libre como espectáculo en el año 2000 en México.

“El Royal Rumble es uno de los torneos con más antigüedad dentro de la lucha libre estadounidense. Básicamente es un torneo en que uno se enfrenta a 30 luchadores o a un máximo de 40”, explicó Del Río.

Cada dos minutos va saliendo un nuevo luchador, de forma que “puede haber tres o cuatro [en el ring al mismo tiempo]. El truco de esto consiste en que hay que eliminarlos lo más pronto posible lanzándolos por encima de la tercera cuerda y yo eliminé a 39”, destacó.

Del Río comenzó a ganar notoriedad como deportista en México en competencias de lucha grecorromana. En 2000, decidió entrar de lleno a la lucha libre, deporte que practicaban su padre, conocido simplemente como Dos Caras, por los perfiles de dos águilas en su máscara, y sus tíos Sicodélico y Mil Máscaras.

“He vivido y respirado lucha libre toda mi vida y eso me ayudó bastante para entender y estudiar este deporte. El lugar en que estoy es en parte debido a todo eso”, aseguró Del Río.

“Mi padre y mis tíos fueron grandes figuras de la lucha libre a nivel mundial y eso me creó una gran admiración hacia ellos”, explicó el deportista. “Ellos me entrenaron y creo que hicieron un excelente trabajo, porque las cosas han salido muy bien”, añadió.

Del Río dice sentirse orgulloso que su tío y entrenador Mil Máscaras, que el próximo 31 de marzo junto a los luchadores estadounidenses Edge y Four Horsemen pasará a ser parte del Salón de la Fama de WWE.

En México el luchador se presentó en el ring bajo nombres como Dos Caras Jr., El Hijo de dos Caras, El Dorado, Alberto Banderas y, al entrar a la organización de luchadores estadounidenses WWE, en junio de 2009, decidió usar el nombre de Alberto del Río.

A su hermano, que “está entrenando para comenzar profesionalmente en este deporte”, el deportista le explicó que, “como latino, en las ligas estadounidenses uno tiene que trabajar más, porque es un país diferente con un idioma diferente”.

“Si uno quiere prepararse para hacer bien todo, uno tiene que trabajar el doble”, indicó el luchador, quien también tiene dos títulos de campeón absoluto de la WWE.

A los jóvenes “les aconsejo que mantengan ese espíritu de lucha estudiando hasta ganar un título universitario. Si eres deportista con muchísima más razón, porque en el deporte uno nunca sabe si le va a ir bien o si alguna lesión puede terminar con la carrera deportiva”.

Por el contrario, “si tienes una carrera, como yo, que soy arquitecto, en eso puedes dedicarte a trabajar”, añadió el luchador, que, por las raíces italianas de su madre y las españolas de sus abuelos paternos, tiene especial predilección por las pastas y la paella.

La próxima presentación de Alberto del Río será el 1 de abril de 2012 en la competencia de luchadores elite WrestleMania XXVIII en el Sun Life Stadium de Miami, Florida.