¡A la leyenda!

Lionel Messi anota tripleta ante Granada y se convierte en el máximo goleador en la historia del Barcelona.
¡A la leyenda!
El argentino Lionel Messi sigue rompiendo récords con la misma facilidad con la que rompe redes.
Foto: EFE

BARCELONA, España (EFE/AP).- Leo Messi volvió a escribir una nueva página en la historia del barcelonismo, puesto que con su triplete firmado ayer ante el Granada (5-3) se convirtió en el máximo goleador del club catalán al superar a César Rodríguez desde su estreno como barcelonista.

El horizonte barcelonés es sólo uno de los múltiples puntos en común de Messi y César, dos futbolistas de épocas distintas que cruzaron su leyenda el martes 20 de marzo de 2012.

Con sus goles a los 17, 67 y 86 minutos, Messi llegó a 234 con la camiseta blaugrana para superar el récord histórico de 232 que César fijó entre 1942 y 1955.

“Lo siento por los que quieren ocupar su trono, pero es un jugador simplemente distinto a todos los demás”, afirmó el timonel Pep Guardiola tras la tripleta del argentino.

“Es el mejor porque, aparte del talento y la fortaleza mental, aparece cuando se le necesita. Con el 2-2 se adueñó del momento y marcó el gol”, sentenció el técnico blaugrana.

Sí, Messi fue determinante para la victoria de su equipo, que de paso se sitúa a cinco puntos del líder Real Madrid y además llega a 34 goles en la Liga, con lo que se convierte en el máximo artillero del torneo dejando atrás al merengue Cristiano Ronaldo en un partido extraño, dominado a placer por los azulgrana en el primer tiempo y que llegó a empatar el equipo de Abel Resino en la segunda mitad.

Hasta ahora, la “Pulga” lleva siete partidos seguidos marcando, con 17 tantos en ese tramo y, con 54 en 45 cotejos esta temporada, tiene un increíble promedio de 1.2 por partido.

La tendencia no se alteró ante el Granada, y el Camp Nou celebró que Messi, con apenas 24 años, rompa el récord del ídolo de mediados del siglo pasado.

Fue, además, la mejor manera que tuvo el astro argentino de rendir homenaje a la delantera del Barcelona de las “Cinco Copas”, y lo hizo el día en el que el Camp Nou rindió homenaje al fallecido Estanislao Basora.

Cuatro minutos, el primer gol, y al 17′ el partido parecía liquidado. Era el partido de Messi. De salida, se movió el equipo de Guardiola al son de Xavi y con la electricidad de Isaac Cuenca, que al cuatro regateó al lateral, puso el balón en el segundo palo y Messi asistió de cabeza a Xavi.

El “seis” del Barsa no perdonó en la primera que tuvo.

Messi perdonó el 2-0 en un remate muy centrado al 11′, pero no lo hizo seis minutos después.

Granada había perdido en sus 17 visitas anteriores a los l azulgrana, y de la última ya habían pasado más de 36 años.

Sin embargo, en el inicio del segundo tiempo, una falta botada desde la izquierda fue rematada por Mainz y, casi sin buscarlo, el equipo de Abel Resino se encontró con el 2-1 (55′) y creyó en el milagro.

Y la sorpresa fue en aumento cuando, en una jugada de Dani Benítez con Alves acabó en penal. Siqueira (2-2, 62′) concretó y el Granada, cabizbajo hasta entonces, había resucitado.

Eligió buen momento Messi para salvar a su equipo. El argentino recibió de Alves y batió a Julio César con una sutil vaselina. Era el 3-2, el tanto 233.

A ocho minutos para el final, el Barsa respiró en una acción magistral de Iniesta y, sobre todo, el gol de Tello.

Ayer el eléctrico extremo cazó un rechace en el área para sentenciar el juego con un remate con efecto al palo largo del portero.

Pero no acabó aquí el partido de la 28va fecha. En ocho minutos aún hubo tiempo de ver dos goles más y una roja.