Bombardean Homs otra vez

El Ejército sirio vuelve a bombardear Homs y causa decenas de muertos
Bombardean Homs otra vez
La ofensiva contra la ciudad de Homs también castigó otras zonas como el propio Baba Amr.
Foto: AP

EL CAIRO, Egipto (EFE).- El Ejercitó sirio atacó ayer con dureza y por segundo día consecutivo el barrio de Al Jalidiya, ubicado en la ya castigada ciudad de Homs, donde según la oposición, los bombardeos han causado decenas de víctimas mortales.

De acuerdo con las cifras de los opositores Comités de Coordinación Local (CCL), solo en la ciudad de Homs 40 personas perdieron la vida en las últimas horas, la mayoría en el citado barrio, donde también resultaron heridas más de 150.

Al Jalidiya sufrió “un intenso bombardeo. Se ha lanzado una nueva campaña militar y la situación se parece a la sufrida por Baba Amr”, barrio rebelde de Homs arrasado por las fuerzas del régimen semanas atrás, explicó por teléfono Rima Flihan, portavoz del CCL.

La ofensiva contra la ciudad de Homs también castigó otras zonas como el propio Baba Amr, donde, según los opositores, disparos de las fuerzas de seguridad causaron la muerte de dos niños, que huían del barrio con su padre, que resultó herido.

Además de la ciudad, otras localidades de la provincia como Telbisa y Tel Kalaj sufrieron ataques que dejaron al menos seis muertos.

En Telbisa perdieron la vida cuatro hombres, que habían sido arrestados en un puesto de control y torturados, según los activistas, hasta la muerte, mientras que en Tel Kalaj dos personas perecieron en bombardeos.

El CCL, que cifró en 70 el número de víctimas mortales este miércoles en Siria -entre ellas 14 menores y siete mujeres- también reportó bombardeos en otras provincias como Hama (centro), Deraa (sur) e Idleb (norte)

En esta última provincia, blanco reciente de un duro asedio, siete miembros de una misma familia murieron al ser tiroteado su vehículo por los efectivos de seguridad.

Las autoridades sirias informaron, por su parte, de la muerte de un ciudadano en un ataque de un “grupo terrorista” en la ciudad de Deraa, en el que resultaron heridas otras dos personas.

La agencia oficial de noticias Sana informó, igualmente, del entierro este miércoles de siete militares que perdieron la vida en combates con los “grupos terroristas” -forma en la que el régimen sirio se refiere a los rebeldes- en las provincias de Deraa, Homs y Rif Damasco.

La ONU calcula que más de ocho mil personas han muerto desde el inicio de las protestas hace ahora un año, aunque la oposición estima que las víctimas mortales superan las nueve mil.

Esta nueva jornada sangrienta coincidió con una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, que aprobó de forma unánime una declaración presidencial de respaldo al plan de mediación del enviado especial a Siria del organismo y de la Liga Árabe, Kofi Annan.

Los quince pidieron al presidente sirio Bachar al Asad y a los grupos de oposición que “negocien de buena fe” y apliquen todos los puntos que contiene el plan del diplomático ganés, presentado durante su reciente visita a Damasco.

La declaración, un documento de rango inferior a una resolución, se adoptó de modo unánime, mientras que las anteriores propuestas de resolución fueron bloqueadas en dos ocasiones por Rusia y China.

Mulhem al Derubi, miembro ejecutiva del Consejo Nacional Sirio (CNS), colación que agrupa a diferentes corrientes de oposición, señaló que perciben el documento como “un paso positivo”

Para Al Derubi, el texto “supone un cambio en la postura de China y Rusia, un consenso mundial sobre un tipo de condena a los crímenes que perpetra Bachar al Asad y un apoyo a la iniciativa de Annan”.