Desmienten que el asesino de Toulouse esté detenido

Mohamed Merah, sospechoso de siete muertes en la región de Toulouse en los últimos días, se encuentra acorralado por la policía en su domicilio.
Desmienten que el asesino de Toulouse esté detenido
La policía francesa acordona la zona de un barrio residencial de Toulouse, donde se encuentra el presunto autor de los asesinatos.
Foto: EFE

París (EFE).- El ministro francés del Interior, Claude Guéant, desmintió hoy que el presunto asesino de Toulouse haya sido detenido, en contra de lo anunciado por algunos medios de comunicación.

Mohamed Merah, sospechoso de siete muertes en la región de Toulouse en los últimos días, se encuentra acorralado por la policía en su domicilio de esa ciudad del sur de Francia desde la madrugada.

La televisión BFM, que había indicado entorno a las 14.00 horas que el joven había sido detenido, señaló minutos más tarde que Guéant desmentía la información.

Según este canal, el sospechoso, que declara ser un muyaidín de Al Qaeda, aseguró que tenía intención de entregarse a la policía entre las 14.00 y las 14.30.

El ministro del Interior se encuentra en Toulouse al frente de la investigación desde la matanza el pasado lunes de cuatro personas, tres de ellos niños, en una escuela judía de la ciudad.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, también se encuentra en un cuartel de la policía próximo al lugar en el que está acorralado el sospechoso.

Acorralan al asesino de niños judíos en Francia

Agentes policiales rodean la casa del sospechoso quien asegura se entregará esta tarde

AP

Tolosa — Agentes de la policía francesa se enfrentaron a balazos en la madrugada de hoy con un sospechoso, que afirma tener conexiones con Al-Qaeda, y que se cree mató a tres escolares judíos, a un rabino y a tres paracaidistas en tres ataques, durante una redada a su vivienda.

“El hombre dijo que se entregará por la tarde”, dijo el ministro del Interior, Claude Gueant, poco después del allanamiento de una vivienda en Tolosa, en el sur de Francia, donde fueron heridos tres policías.

El hombre les arrojó su revólver por una ventana, pero mantiene otras armas consigo, inclusive un fusil automático AK-47, que al parecer ha usado en el enfrentamiento con la policía que rodea su vivienda, indicó el ministro.

Tres policías fueron heridos en la operación, que continúa, dijo Gueant. El hermano del hombre fue arrestado, agregó.

Gueant indicó que el hombre de 24 años, es ciudadano francés y dice que “pertenece a Al-Qaeda”. Indicó que el sospechoso “desea vengar a los niños palestinos” muertos en el Medio Oriente y que está indignado por las operaciones de los militares franceses en el extranjero.

Las autoridades sabían que el hombre había estado un tiempo en Afganistán y en Pakistán, dijo Gueant.

La policía trajo a la madre del sospechoso hasta el lugar y trató de lograr que ayudara a negociar, pero ella se negó, alegando que “ella tenía escasa influencia en él”, agregó el ministro.

Unos 300 agentes policiales se emplazaron en el vecindario residencial en el norte de Tolosa antes del allanamiento, informó Didier Martinez, del sindicato de policías SGP.

Las autoridades habían realizado una intensa búsqueda por todo el sur de Francia después que siete personas fueron asesinadas en tres ataques en días recientes. Asimismo se declaró alerta máxima por terrorismo en esa región francesa.

Un paracaidista fue asesinado en Tolosa el 11 de marzo, otros dos paracaidistas murieron y otro fue herido el jueves en Montauban, un pueblo cercano, y tres niños y un rabino murieron el lunes en un ataque armado en una escuela francesa en Tolosa.

El sospechoso conducía una motocicleta cuando cometió sus ataques, armado de un Colt 45. Otra arma más potente fue también usada en el ataque a la escuela judía.

La policía llegó durante la madrugada del miércoles a la casa en Tolosa, cerca del sitio del primer ataque.

“Cuando llegaron, el individuo disparó a la puerta”, hiriendo a un agente en una rodilla y a otro ligeramente, a lo que siguió un tiroteo, dijo Gueant.

“Escuchamos tres disparos, y encendimos la televisión. Entonces, la policía nos llamó por teléfono y nos dijo que nos quedáramos en la casa”, relató Wafia Bendali, de 26 años, quien vive en el tercer piso del complejo donde se realizaba la redada. Dijo que cree que el hombre vive en el primer piso. Agregó que la policía estaba en la calle.