Severo recorte propone GOP

El presupuesto traspasa la responsabilidad social a los estados

WASHINGTON, D.C.- Liderados por el congresista Paul Ryan (R-WI) los republicanos presentaron ayer un nuevo plan de presupuesto que promete disminuir el gasto fiscal en 5.3 billones de dólares en los próximos 10 años. La medida implica cambios significativos para Medicaid y Medicare.

El documento titulado “Un Borrador de la Renovación de Estados Unidos” incluye reformas substanciales de impuestos, que implicarían la desaparición de diversas deducciones tributarias. En su lugar, el plan establece dos tramos impositivos individuales de 10 y 25%.

Parte de los ahorros en el plan, contempla la eliminación de la reforma sanitaria, que pretende expandir la cobertura médica a 30 millones de personas para el 2014.

La propuesta le traspasa la responsabilidad a los estados de programas federales como Medicaid, asistencia social y los cupones de comida. En este escenario, los gobiernos locales podrían poner límites para la entrega de estos beneficios.

En cuanto a Medicare, los adultos mayores podrán mantenerse en el programa como hasta ahora, sin embargo para los menores de 55 años, el sistema cambiaría y el gobierno entregaría subsidios para que las personas compraran planes de seguro médico.

Algunos cálculos indicaron que la propuesta implicaría recortes de 205,000 millones de dólares en Medicare y 770,000 millones para Medicaid.

La Casa Blanca dijo que una de las razones por las que Medicare funciona es que brinda una garantía para todos. “Esta es una receta para la destrucción de Medicare”, aseguró el secretario de prensa de la Administración, Jay Carney.