Pagar un alquiler por su propiedad

Plan del Bank of America es para los dueños de casa morosos

NUEVA YORK (EFE).- Bank of America, uno de los mayores prestamistas hipotecarios de Estados Unidos, ha iniciado un programa piloto por el cual alrededor de un millar de sus clientes que han incumplido con el pago de sus hipotecas podrán convertirse en inquilinos de las viviendas para evitar el desahucio.

“Este programa piloto nos ayudará a determinar si la transición de ser propietario a inquilino es algo que nuestros clientes, la comunidad y los inversores van a apoyar”, dijo el director de servicios para los activos heredados de Bank of America, Ron Sturzenegger, en un comunicado que se puede ver hoy en la web de esa entidad.

El segundo mayor banco por activos de Estados Unidos busca con esta propuesta solventar parte de los problemas derivados de los préstamos basura, heredados en gran medida con su polémica compra de la hipotecaria Countrywide Financial en 2008, tras el colapso de Lehman Brothers.

“Cuando los propietarios de una casa están teniendo dificultades para cumplir con sus pagos, deben más de su hipoteca que lo que vale su casa y se enfrentan al embargo, una de sus mayores ansiedades es el proceso de transición que enfrentan para mudarse de su casa”, añadió Sturzenegger.

Por ello, Bank of America propone ahora a algo menos de mil de sus clientes entrar de forma voluntaria en este programa piloto, por el cual podrán pagar un alquiler menor a los pagos de la hipoteca a la que se enfrentan ahora, aunque dejarán de ser propietarios de la vivienda.

La entidad ya ha preseleccionado a clientes localizados en tres de los estados más golpeados por la crisis hipotecaria, Arizona, Nevada y Nueva York, para que participen en el programa, llamado “Hipoteca a cambio de alquiler”.

Éstos tienen que haber incumplido con sus pagos durante al menos dos meses, deben haber agotado todas las soluciones propuestas por el banco para evitar el embargo, tener todavía elevadas hipotecas en relación con el valor actual de su vivienda y enfrentarse a un “riesgo considerable” de embargo.

Deberán además seguir viviendo en ese inmueble, que no puede haber sido sujeto de un embargo preventivo, y demostrar que tienen los ingresos suficientes para pagar el alquiler de la vivienda.

“Nuestra prioridad es diseñar una solución que ayude a nuestros clientes”, añadió el directivo del banco, quien aseguró que si este piloto se convierte en un programa más amplio, podría “ayudar a estabilizar los precios de la vivienda en toda la comunidad”.

Bank of America es uno de los cinco grandes bancos de Estados Unidos que llegó en febrero pasado a un acuerdo con el Gobierno del país por el cual pagarán un total de 25,000 millones de dólares para paliar los abusos que cometieron en los procesos de embargos hipotecarios.