Nuevas reglas para inmigrantes detenidos

Congresistas atacan nuevos estándares de detención para inmigrantes
Nuevas reglas para inmigrantes detenidos
La audiencia organizada por el subcomité de inmigración de la Cámara de Representantes se tituló 'Holidays on ICE'.
Foto: Antonieta Cádiz / La Opinión

WASHINGTON, D.C.- Claudia Leiva (27 años) pasó varios meses sin abrazar a sus tres hijos. Aunque quería, no podía hacerlo, luego de las violaciones sufridas en un centro de detención de Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en Nebraska. La agencia presentó nuevos estándares en febrero pasado, para mejorar las condiciones bajo sus rejas, pero legisladores republicanos las consideran “cambios de hotelería”.

“Había muchas en mi misma condición. Es algo horrible. Entre más te quedas callada, más abusan de ti. Quiero asegurarme que esto nunca le pase a otra mujer”, reconoció Leiva a La Opinión, quien ahora continúa en terapia para superar lo sucedido.

Esta mujer fue violada y golpeada en repetidas ocasiones por otra mujer, también detenida, en la prisión del condado de Cass en Plattsmouth, Nebraska.

“Cuando ocurría algo, el único castigo que ella tenía eran 15 días de aislamiento, para luego abusar de mi nuevamente”, recuerda. Leiva nunca recibió orientación respecto a cómo documentar abusos. A pesar de que pidió asistencia médica en innumerables ocasiones, lo único que le dieron fue Tylenol.

Durante el año fiscal 2010, ICE detuvo cerca de 363 mil personas. En promedio la agencia se hace cargo de la custodia diaria de 33,300 individuos. Una cifra que se ha quintuplicado en los últimos 15 años.

De acuerdo a ACLU, desde 2007 se han registrado al menos, 200 acusaciones de abuso en centros de detención, una estadística que la organización considera como “la punta del iceberg”. De los casos reportados, 17 corresponden a California.

A esto se suman las personas que han muerto bajo la custodia de la agencia, en algunos casos por motivos naturales, pero en otros, por no recibir una atención médica adecuada, según organizaciones de derechos civiles. De acuerdo a datos de ICE entre 2003 y 2012 han muerto 129 personas.

En febrero de este año, la agencia implementó nuevos estándares para la mantención de detenidos en sus centros. Entre los cambios figura mejorar los cuidados mentales y de salud, como por ejemplo, el derecho de los detenidos a acceder a servicios continuos de prevención, diagnóstico y tratamiento.

Asimismo, se incluye el reforzamiento de protecciones contra el abuso sexual. Se consideraron medidas como la información sobre el programa de prevención de asalto y abuso sexual, junto a entrenamiento a su personal respecto a cómo tratar a poblaciones vulnerables.

Organizaciones de derechos civiles han dado la bienvenida a los cambios, como un primer paso para mejorar la situación general para los detenidos de ICE. Pero, al otro lado del debate, legisladores republicanos han calificado las reformas a los estándares como un trato de élite a los indocumentados, parecido a lo que se puede encontrar en un campus universitario o en un hotel al gozar de vacaciones.

No es de extrañar entonces que el nombre de la audiencia organizada ayer por el subcomité de inmigración de la Cámara de Representantes se titulara “Holidays on ICE” (“Vacaciones en ICE)”.

La actitud causó molestia en los representantes demócratas. La congresista Zoe Lofgren (D-CA) exigió una disculpa pública.

“Esto no tiene nada que ver con los estándares, sino con una campaña de la Administración con los grupos activistas. La mejor forma de ayudar a los detenidos es no tenderles la alfombra roja, sino removerlos del país lo más pronto posible”, aseguró Elton Gallegly (R-CA).

“Para su crédito, la Administración admitió que el sistema está roto. Un cambio fundamental era necesario para prevenir el sufrimiento y la muerte. Las nuevas reformas podrían haber prevenido la amputación del pene y muerte de Francisco Castañeda, por ejemplo”, dijo Lofgren.

Consultado respecto a las razones de los abusos en el interior de los centros de detención de ICE, Chris Crane, presidente del sindicato de ICE, comentó que “la gente a la que les pasaron cosas malas, no se rigen bajo las reglas”.

Se espera que alrededor de un mes más, el gobierno emita una nueva regulación para proteger a los detenidos en todo el país en contra de abusos sexuales. Una medida que busca dar cumplimiento a la ley para la eliminación de las violaciones en prisión (PREA). ICE ha asegurado que no necesitarán de la supervisión del Departamento de Justicia, ya que con los nuevos estándares, son la primera agencia en cumplir con la ley. Un punto en que difieren ampliamente con organizaciones de derechos civiles.