George H. Bush se inclina por Romney

Con este respaldo los republicanos buscan definir ya la nominación

George H. Bush  se inclina por Romney
El apoyo del expresidente George H. Bush, a Mitt Romney, podría allanar el camino a la candidatura.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C (EFE).- El expresidente George H.W. Bush, padre de George W. Bush, dará su apoyo formal al aspirante republicano Mitt Romney, lo que puede suponer un importante espaldarazo para decantar la carrera republicana a favor del exgobernador de Massachusetts.

Según confirmaron fuentes de la campaña de Romney a la cadena, el que fuera presidente estadounidense entre 1989 y 1993 dará su apoyo formal a Romney en un acto este jueves en Houston (Texas) en el que ambos aparecerán juntos frente a los medidos.

El apoyo del mayor de los Bush será clave para permitir a Romney avanzar con más claridad en las primarias y acumular un mayor número de delegados antes de la convención republicana de agosto.

Con una serie de triunfos en las últimas semanas, Romney ha logrado una sólida delantera, y con los respaldos que ha obtenido en las últimas semanas, parece encaminarse ya a una victoria que le llevaría a contender por la presidencia en contra de Barack Obama.

La fría acogida a Romney de las bases más conservadoras del partido le han hecho perder estados clave, especialmente en el sur, frente a Santorum, exsenador por Pensilvania.

Barbara Bush, esposa de George Bush padre, ya había mostrado su respaldo a Romney, mientras que su marido había hecho comentarios favorables sobre él.

La puja de Romney con los otros tres aspirantes republicanos se ha alargado por la falta de popularidad del favorito, lo que hace temer a importantes líderes del partido que la formación se desgaste en luchas internas antes de los comicios de noviembre, en las que el presidente Barack Obama buscará la reelección.

El apoyo del padre de los Bush podría aumentar las presiones para que Santorum, el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y el congresista de Texas Ron Paul dejen vía libre a Romney y se pueda enfocar ya en la campaña contra Obama.