ONG reprueba estrategias anticrimen de candidatos

Según el IMDHD, salvo la estrategia de AMLO que establece retirar al Ejército de las calles, las de los otros candidatos son imprecisas ante la ola de violencia y crimen desatada en el sexenio 2006-2012.
ONG reprueba estrategias anticrimen de candidatos
Josefina Vázquez Mota planea continuar la Guerra de Calderón.
Foto: EFE

MÉXICO D.F. (EFE).- Los cuatro aspirantes a la Presidencia de México carecen de estrategias válidas de combate al crimen organizado que a su vez sean respetuosas de los derechos humanos de la ciudadanía, denunció ayer una ONG mexicana.

El Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) presentó en rueda de prensa una “evaluación inicial” de los planes en esa materia de cada aspirante presidencial y concluyó que ninguno cuenta con una “estrategia clara” que pueda dar resultados.

Desde diciembre de 2006, cuando asumió el poder el presidente Felipe Calderón, la ola de violencia que vive México ha dejado unos 50,000 muertos, una circunstancia que, para la ONG, convierte la agenda de seguridad y justicia en un tema “crucial” para los mexicanos, recordó la directora ejecutiva del IMDHD, Rocío Culebro.

En su diagnóstico, la ONG consideró que los programas de los cuatro aspirantes en la materia “son generales y más bien pobres” y “carecen de precisión en la manera concreta de alcanzar lo postulado”, lo cual “resulta inadmisible en el tema de mayor preocupación ciudadana”.

El Instituto destaca que hay “omisiones relevantes” porque ninguno de ellos ha mencionado asuntos relacionados con “ejecuciones extrajudiciales, secuestros, atentados contra migrantes, desapariciones de personas” e incluso, sobre asesinatos de mujeres por cuestiones de género de distinta naturaleza.

El coordinador de Seguridad Ciudadana y Justicia Penal del IMDHD, Edgar Cortez, lamentó en particular la falta de detalles y plazos para una retirada del Ejército de labores de seguridad pública, uno de los pilares de la estrategia lanzada por Calderón en diciembre de 2006.

Cortez sostuvo que el uso de las Fuerzas Armadas en labores policiales, que se remonta a 1996, debe ser analizado a fondo ya pues los años transcurridos son “un tiempo más que sobrado para evaluar con datos objetivos la pertinencia o no de esta medida”.

La coalición izquierdista encabezada por Andrés Manuel López Obrador es la única que específicamente dice que buscará terminar con la presencia de soldados en las calles en labores de seguridad pública, mientras que la conservadora Josefina Vázquez Mota habla de una presencia “temporal” de los soldados sin ser más precisa.

En el programa de la coalición “Compromiso por México” que postula a Enrique Peña Nieto, respaldado por el PRI y el Verde Ecologista (PVEM), “no hay una claridad” respeto al plan de una posible retirada del Ejército, algo que tampoco menciona Gabriel Quadri, del minoritario Partido Nueva Alianza (Panal).

En su planteamiento el IMDHD sostiene que es una “obligación ineludible” que los aspirantes a la Presidencia presenten “de forma precisa y pormenorizada lo que sería la estrategia de seguridad y justicia”, ya que “el país requiere de un rumbo en el que se respeten, protejan y garanticen los derechos de todos” los mexicanos.