Grupos esperan fallo de SB1070

El próximo 25 de abril, el máximo tribunal del país escuchará los argumentos a favor y en contra de la controvertida SB1070
Sigue a La Opinión en Facebook

PHOENIX, Arizona (EFE).- El fallo del Tribunal Supremo de EE.UU. sobre el futuro de la ley estatal de Arizona SB1070 podría determinar el poder que tienen los estados para aplicar leyes de inmigración, aseguraron organizaciones defensoras de los derechos civiles.

“La ley de Arizona promueve la discriminación basándose solamente en la apariencia física de una persona, sin importar que sean ciudadanos estadounidenses”, dijo Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR).

En su opinión, este tipo de regulaciones promueve el perfil racial en contra de todos los hispanos en Estados Unidos sin importar que sus familias hayan vivido por generaciones en el país.

“Todos se convierten en sospechosos, no hay manera de determinar con solamente mirar a una persona si es un indocumentado o no”, enfatizó Murguía.

Indicó que los latinos y las personas de color pagarán el precio por este tipo de legislaciones “equivocadas”, que sólo incrementan el perfil racial.

El próximo 25 de abril, el máximo tribunal del país escuchará los argumentos a favor y en contra de la controvertida SB1070 como parte de una demanda interpuesta por el Gobierno federal.

Cecilia Wang, directora del Proyecto de los Derechos de los Inmigrantes de la Unión de Libertades Civiles (ACLU), dijo que el asunto central que tendrán que decidir los jueces del Supremo, es el poder de Arizona como estado para ejercer leyes de inmigración, que son de carácter federal, y sancionar a indocumentados.

En debate estará centrado en cuatro secciones de la SB1070, que fueron suspendidas por la juez federal Susan Bolton en Arizona en 2010 antes de que la legislación entrara en vigor.

Esta decisión fue ratificada meses después por la Corte de Apelaciones del Circuito Nueve.

Una de las secciones más controvertidas permitiría a las agencias del orden en Arizona cuestionar el estatus migratorio de individuos que sospechen que se encuentran de manera ilegal en EE.UU.

Después de que Arizona aprobara la SB1070, la primera ley estatal en criminalizar la presencia de inmigrantes indocumentados en EE.UU., otros estados siguieron su ejemplo con legislaciones similares o más severas en contra de la inmigración ilegal como Alabama, Georgia, Carolina del Sur y Utah.

Según Wang, el Supremo deberá decidir si el estado de Arizona está violando la Constitución al querer aplicar leyes que son jurisdicción del Gobierno federal y viola la ley al querer contradecir lo que con anterioridad ha aprobado el Congreso de EE.UU.

“Este será uno de los casos más polémicos que tendrá en sus manos este año la Corte Suprema, es importante recordar que no estará en juego el impacto que tiene en los derechos civiles”, dijo Wang.

Añadió que existen otras acciones legales en contra de la SB1070 y otras legislaciones aprobadas por otros estados que se enfocan en este punto.