Sin trabajo 100 mil personas en Venezuela por cierre de casinos

Según el Sindicato de Trabajadores de Bingos y Casinos de Venezuela (STBCV), ese es el resultado de medidas implementadas en la país
Sigue a La Opinión en Facebook

Caracas – Unos 100 mil puestos de trabajo, directos e indirectos, se perdieron en Venezuela con el cierre de bingos y casinos decretado por el gobierno del presidente Hugo Chávez, afirmó el Sindicato de Trabajadores de Bingos y Casinos de Venezuela (STBCV).

“La medida dejó en la calle a numerosos padres y madres de familia que laboraban en estos centros de entretenimiento y los cuales han sido criminalizados por el gobierno”, precisó Rodrigo Lanz, presidente de la organización sindical, en dialogo con Notimex.

Lanz señaló que desde diciembre pasado los trabajadores de salas de bingo y casino que quedaron cesantes solicitaron una reconsideración de la medida por parte del gobierno nacional, y aún esperan por una respuesta oficial.

La Comisión Nacional de Casinos cerró a finales del año pasado la mayoría de los establecimientos y salas de bingo que operaban en el país, y revocó los registros y autorizaciones expedidos hasta ese momento, dejando solo a los ubicados en los hoteles cinco estrellas.

Lanz refirió que el cierre se justificó en las deudas acumuladas entre los años 2003 y 2009 por regalías y multas que sumaban 635 millones de bolívares, sin embargo también fueron clausuradas empresas solventes.

“Muchos jóvenes que trabajaban en estos centros de juego de envite y azar y costeaban sus estudios con el sueldo y propinas devengados se vieron obligados a abandonar sus estudios universitarios, pues las posibilidades de incorporarse al mercado laboral son escasas”, dijo.

Señalo además que las autoridades han pretendido criminalizar la actividad de los bingos y casinos, asociándola con el lavado de dinero, y que por ello en la Ley contra la Delincuencia Organizada los bingos y casinos aparecen como sujetos obligados a control.

Lanz anunció que el sindicato que preside se dirigió esta misma semana a la Comisión Nacional de Casinos, adscrito al Ministerio del Interior y Justicia, para exigir nuevamente reconsiderar la medida que dejó cesantes a más de 100 mil trabajadores.