Francia: Sarkozy y Hollande cierran campañas

Las reglas electorales francesas estipulan que únicamente las dos fórmulas más votadas en la primera vuelta pasarán a la segunda instancia en los comicios presidenciales.
Francia: Sarkozy y Hollande cierran campañas
El socialista Francois Hollande, máximo competidor de Sarkozy, en el cierre de su campaña.
Foto: AP

París, 20 Abr (Notimex).- El presidente Nicolas Sarkozy y el socialista François Hollande, quienes encabezan las intenciones de voto rumbo a la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Francia, el próximo domingo, pidieron hoy el apoyo de los franceses.

El llamado de ambos aspirantes tuvo lugar este viernes, en el último día de las campañas proselitistas que oficialmente concluyen a la medianoche, cuando quedará prohibida la difusión de todo tipo de información relacionada con los candidatos, incluidos sondeos.

En Nice, sureste del país, Sarkozy lanzó su último llamado “por una Francia fuerte” -lema de su campaña- y afirmó que es hora de construir “la victoria, porque las fuerzas montadas contra nosotros son tan grandes que sólo los franceses pueden elegir una Francia fuerte”.

El jefe del Ejecutivo aseguró tener el deber de participar en la contienda “con una fuerza que nunca he tenido, con un deseo absolutamente inquebrantable, porque la única elección para nuestro país debe ser ganar”.

En el evento, el candidato de la gubernamental Unión por un Movimiento Popular (UMP) recibió el respaldo de Bernadette Chirac, esposa de su predecesor en el Palacio del Elíseo, cuya presencia “es un placer”, dijo Sarkozy, citado en reportes del diario francés Le Monde.

“La presencia de Bernadette calla las mentiras y a los mentirosos, con su presencia la familia se ha reunido”, sostuvo Sarkozy en referencia a recientes comentarios de personas cercanas al ex presidente Jacques Chirac quienes dijeron que éste favorecía a Hollande.

También agradeció la presencia y apoyo del primer ministro François Fillon; del presidente de la Asamblea Nacional, Bernard Accoyery; del líder de la UMP, Jean-François Copé; de su “portavoz tan valiente e indomable” Nathalie Kosciusko-Morizet y su ex ministra Rama Yade.

Del otro lado del país, en la Plaza del Ducado en la ciudad de Charleville-Mézières, norte francés, Hollande cerró su campaña pidiendo a los electores que voten el domingo y sean la causa de una “elección histórica” que permita la vuelta de la izquierda al poder.

“En cada momento de la historia hay una misión, una responsabilidad de una generación”, afirmó al señalar que en 1981 la izquierda asumió la responsabilidad del país y que corresponde a los franceses de ahora tomar esa decisión.

Ante unos cuatro mil asistentes al acto, el aspirante del Partido Socialista llamó a votar por la República, no por la extrema derecha. “Pido que me permitan ganar las elecciones presidenciales”, añadió citado en reportes del diario Le Figaro.

Por último, instó a los franceses a impedir ser utilizados o influenciados por los sondeos y a pronunciarse a través del sufragio.

La campaña oficial para la primera ronda de las presidenciales francesas termina a la medianoche de este viernes, cuando tanto candidatos, como ciudadanos y medios de comunicación están obligados a respetar la ley que exige silencio sobre el tema electoral.

La ley -que también prohibe la publicación de cualquier información sobre la tendencia de los resultados de los comicios- estará vigente hasta el próximo domingo a las 20:00 horas locales (18:00 GMT), una vez que cierren todas las casillas de votación.

Los últimos sondeos muestran que para la primera vuelta electoral, Hollande mantiene la delantera sobre Sarkozy, aunque por reducido margen (un punto porcentual), mientras que para la segunda votación, el 6 de mayo próximo, la brecha se amplía en favor del socialista.