Piden a fanáticos celebrar con responsabilidad

Antonio Villaraigosa aseguró que quien cometa actos ilícitos será castigado con todo el peso de la ley.

Piden a fanáticos celebrar con responsabilidad
Villaraigosa pidió a los fanáticos de los Lakers no violentar la ley.
Foto: Ciro César / La Opinión

Con tres equipos locales en las rondas clasificatorias y el reciente arresto de uno de los sospechosos de incendiar un taxi cuando Los Lakers se coronaron campeones en 2010, las autoridades de Los Ángeles pidieron esta mañana a los fanáticos “celebrar responsablemente” si alguno gana un título.

“Para aquellos que usan estas ocasiones para cometer actos ilegales, los vamos a encontrar, arrestar y castigar con todo el peso de la ley”, dijo el alcalde Antonio Villaraigosa, al anunciar la detención de Darren Cooper, quien enfrenta un cargo por prender fuego a un taxi cerca del estadio Staples Center, en el centro de la ciudad, el 17 de junio de 2010.

En plena celebración por el triunfo de Los Lakers, Cooper, de 22 años y residente de San Bernardino, arrojó fuego dentro del vehículo que la turba había rodeado y golpeado con distintos objetos. El detenido, quien ya ha sido sentenciado por violencia doméstica, está bajo custodia del Departamento del Sheriff de San Bernardino y en proceso de ser puesto a disposición de las autoridades angelinas.

Michael Greenup, jefe de investigaciones del Departamento de Bomberos de la ciudad (LAFD), afirmó que está comprobada la participación de Cooper en el acto vandálico. “Este es el sospechoso”, insistió.

Ante la posibilidad de que Los Lakers alzen otra copa de campeonato, o que lo hagan Los Clippers o el equipo de hockey sobre hielo, LA Kings (los tres tienen como casa al Staples Center), la Policía de Los Ángeles (LAPD) planea desplegar un operativo en las inmediaciones del centro de la ciudad.

“Eso no va a pasar este año”, afirmó José Pérez, subjefe del LAPD, luego de ver las imágenes del incendio del taxi en 2010. “Quiero que los fanáticos vengan para tener una gran experiencia”, dijo.

La División de Incendios Provocados del LAFD pide la colaboración del público para arrestar a otros cinco sospechosos, cuyos rostros fueron obtenidos del video de un aficionado, hasta ahora la evidencia más fuerte de su participación en el acto de vandalismo.

“La ciudad de Los Ángeles está orgullosa de sus equipos y debemos celebrar cuando avanzamos hacia otra temporada de campeonato. El mensaje de hoy es simple: celebren con seguridad, con responsabilidad”, expresó la concejal Jan Perry, en cuyo distrito se encuentra el Staples Center.

“Asegurémonos de reflejar nuestra grandeza de la mejor manera, para que todos estemos orgullosos de Los Ángeles”, agregó la funcionaria.

Casi dos años después del incendio, los investigadores del LAFD no han dejado de buscar a los responsables, cuya participación, en algunos casos, fue arrojar material flamable dentro de la unidad.

“Tenemos fotografías y vamos a trabajar en esto todos los días, tanto como podamos, para encontrar a las personas que lo hicieron”, subrayó Villaraigosa. “Este arresto ilustra que el crimen no será tolerado en Los Ángeles, sin importar las circunstancias”, añadió el alcalde.

Para proporcionar información sobre los sospechosos del incendio de 2010 llame al teléfono 213-893-9827 de la División de Fuegos Provocados del LAFD.