Exitosa la ‘feria joven’

Un estimado de 100,000 lectores hispanos disfrutaron este fin de semana de la segunda edición de la Feria del Libro LéaLA en el Centro de Convenciones de Los Ángeles/
Exitosa la ‘feria joven’
Docenas de personas adquieren libros en español en uno de los puestos de la feria LéaLA.

Con un enfoque en las generaciones jóvenes de lectores hispanos, concluyó ayer la segunda edición de la Feria del Libro LéaLA con una concurrencia que, una vez más, sobrepasó las expectativas de sus organizadores.

Si bien las cifras oficiales de asistencia no serán confirmadas hasta mañana martes, varios organizadores coincidieron en que este año llegaron al Centro de Convenciones de Los Ángeles alrededor de 100,000 visitantes durante los tres días de la feria.

Este año, LéaLA contó con la participación de 180 editoriales, comparadas con las 80 del año pasado, y ocupó cuatro veces el espacio del año anterior. Entre el viernes y el domingo, los salones del Ala Sur del Centro de Convenciones de Los Ángeles fueron ocupados por autores hispanos que presentaron sus libros, dieron charlas y ofrecieron talleres a miles de lectores hispanos ávidos de obras en su idioma natal.

Estos mantuvieron ocupada a Magdalena Delgado, una de las empleadas que estaba a la entrada y que dijo haber contado alrededor de 69 personas en una hora.

“Los números son relativos”, aseguró José Muria, historiador y profesor retirado de la Universidad de Guadalajara. “El sentimiento de muchos mexicanos que viven en Los Ángeles es que desde el año pasado [con la inauguración de la feria] se sienten menos solos. El entorno de la feria representa un respaldo social implícito. Es muy difícil medir el alcance cualitativo que va más allá de los números reales. La feria renueva la confianza en nuestra identidad”.

En entrevista con La Opinión Raúl Padilla López, Presidente de la Fundación de la Universidad de Guadalajara en EEUU y Presidente de LéaLA, coincidió en la importancia social y cultural de la feria.

“Hace cinco años, concebimos el proyecto de una feria del libro a imagen de la Feria del libro de Guadalajara, la segunda feria más importante del mundo”, recordó. “Estábamos esperando el momento indicado para hacerlo, queríamos que pasara la crisis, pero a veces las crisis ofrecen las mejores oportunidades”.

“La primera feria rebasó nuestras expectativas”, dijo Padilla.

En 2011, la feria recibió a 36,200 visitantes y fue una sorpresa para organizadores y editoriales, que no esperaban tanta concurrencia. Para el día sábado, muchas editoriales se habían quedado sin libros para vender. Padilla explicó que este año la feria contó con más eventos para niños, como talleres creativos y obras de teatro, lugares para comer, entretenimiento y eventos interactivos que convirtieron a la feria en un evento para toda la familia.

Todos los entrevistados coincidieron en que el enfoque de este año fueron los niños.

Padilla lo atribuyó a un cambio en la mentalidad de los inmigrantes a partir de los años 90. “Hubo una época en que los inmigrantes y sus hijos hacían a un lado su cultura y su idioma para adaptarse a la nueva sociedad”, explicó. “Pero en este siglo, ese comportamiento se ha revertido. Estamos frente a una nueva generación que nos estimula y nos motiva. Los jóvenes tienen una gran avidez no sólo por aprender a hablar español, sino por poder leer y escribir”.

Padilla recalcó la importancia del Patio Infantil en la edición de este año, un espacio interactivo para los niños y sus familias. “Fue muy emotivo ver el flujo de los niños con sus padres”. “Ésta es una feria joven”, señaló Samuel Cortés Sánchez, vocero de Editorial Santillana.

“Los hispanos se preocupan mucho por la educación de sus hijos, es muy importante para ellos poder transmitirles sus valores”, señaló Cortés Sánchez.

En cuanto a las preferencias de lectura, Sánchez dijo que al lector hispano de Los Ángeles le interesa conocer nuevos autores y enterarse de las últimas novedades editoriales. Cortés Sánchez dijo que los temas más se buscan son los de actualidad, como política, economía y sociedad. Los jóvenes son quienes se interesan más en libros de ficción, señaló. En cuanto a los escritores más populares, dijo que debido a la influencia norteamericana, los lectores hispanos en EEUU buscan libros de autoayuda, de motivación y superación. El escritor más popular del momento es el autor mexicano César Lozano y su libro Por el placer de vivir, con consejos para la vida y mensajes positivos. Otra escritora muy popular del momento es Gaby Vargas, también autora de libros de superación y autoayuda. En cuanto a literatura iberoamericana, los preferidos son los ya clásicos Carlos Fuentes, Julio Cortázar y Mario Benedetti y entre los autores de la nueva generación, Cortés Sánchez recalcó a Xavier Velazco.

“La feria no es sólo un evento comercial para vender libros, es parte de una visión mayor”, aseguró Padilla. “LéaLA busca comunicar la cultura hispana y mantener nuestras raíces”.