Se cosecharán más granos en México

La producción agrícola crecerá un 23 % este año

La producción agrícola crecerá un 23 % este año

MÉXICO, D.F. (EFE).- El campo mexicano producirá en sus dos ciclos que cierran este año un total de 36 millones de toneladas de granos, lo que supone un aumento del 23% respecto al total obtenido el año pasado.

La Secretaría de Agricultura (Sagarpa) indicó ayer que para el ciclo otoño-invierno 2011-2012 se prevé una cosecha de granos de 12.7 millones de toneladas, de los cuales 5.7 millones corresponden a maíz, cifras superiores en un 6.3% y un 32 %, respectivamente, respecto a las del ciclo anterior.

En cuanto a la producción de fríjol y cártamo, se esperan incrementos del 44.9 y del 72.2%, respectivamente, señaló la dependencia, que citó las cifras incluidas en su Reporte de Avance de Siembras y Cosechas de los Principales Granos.

La Secretaría de Agricultura explicó en un comunicado que los aumentos en la producción se explican principalmente por una mayor superficie dedicada a este tipo de cultivos en entidades del sur-sureste de México.

Para el resto del año, apuntó, se prevé una mayor actividad agrícola en el país, que se reflejará en el ciclo primavera-verano 2012 que acaba de empezar.

Precisó que está programada la siembra de una superficie de 9.9 millones de hectáreas, con una producción de 23.3 millones de toneladas de los principales granos (maíz, fríjol, sorgo, cebada, trigo, arroz y cártamo, entre otros), lo que supone un aumento del 35 % respecto al registrado en igual periodo anterior.

En la producción de maíz esperan alcanzar 16.8 millones de toneladas y de fríjol cerca de 778,000 toneladas al cierre del ciclo.

La Sagarpa indicó que en el pasado mes de abril se registró una precipitación pluvial de 22.1 milímetros, un 160 % mayor a la observada en el mismo mes del ciclo similar anterior, y que permitió la siembra de 706,000 hectáreas de maíz en este año.

En febrero pasado la Confederación Nacional Campesina (CNC) aseguró que 22 de los 32 estados del país sufren una severa sequía que presuntamente causaría la caída de la producción en un 40 % y se reflejaría en el aumento de los precios de los alimentos.