Venezuela insiste en reclamación de Aponte

Si EEUU no le entrega, será cómplice de narcotráfico, dice Gobierno de Hugo Chávez

Venezuela insiste en  reclamación de Aponte
El canciller venezolano, Nicolás Maduro, habla con los medios en uno de sus viajes a Guatemala.
Foto: EFE

CARACAS, Venezuela (EFE).- El ministro de Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró hoy que Estados Unidos sólo tiene una posibilidad con el exmagistrado del Tribunal Supremo venezolano (TSJ) Eladio Aponte que es “entregarlo” y aseguró que en caso contrario será “cómplice” del narcotráfico.

“El Gobierno de EEUU solo tiene una opción: entregar a este delincuente. Así como cuando ellos solicitan por código rojo nosotros hemos entregado más de 22 narcotraficantes a EEUU en los últimos tres años, EEUU debería entregar a este exmagistrado”, dijo a periodistas Maduro.

“Si no, son cómplices directos de estas mafias narcotraficantes”, añadió.

Aponte fue destituido en marzo como magistrado del TSJ con el voto unánime del oficialismo y la oposición en el Parlamento por supuestos vínculos con el narcotráfico, y específicamente por su relación con el presunto narcotraficante Walid Makled, a quien facilitó una credencial de la Fiscalía General Militar.

Tras la suspensión, Aponte huyó del país y llegó a mediados de abril a EEUU tras contactar con el Departamento Antidrogas (DEA), y ya en territorio estadounidense acusó a Chávez de manipular, de dar “directrices de acuerdo con el panorama político” en el manejo de la Justicia y de llamarle “directamente” para manipular casos.

El canciller recordó que Aponte es investigado por su vinculación a mafias narcotraficantes y está reclamado con código rojo por Interpol, y agregó que en Venezuela hay un proceso en su contra previo a su fuga “que se hizo efectiva con la cooperación de la DEA”.

“La DEA una vez más muestra su cariz de protector de delincuentes y además de organismo que se dirige políticamente en función de vulnerar o destruir los procesos de cambio” como el de Venezuela, añadió el ministro, al insistir en las acusaciones del Gobierno venezolano a esa agencia estadounidense.

Maduro señaló que Aponte “está procesado por la Justicia venezolana por sus vinculaciones con el narcotráfico” y por utilizar su investidura “para favorecer a mafias narcotraficantes”.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha tildado a Aponte de “delincuente” y ha asegurado que “el Estado venezolano actuó con distintas pruebas” en este caso.

Según el exembajador de EEUU ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roger Noriega, Aponte, quien fue incluido en la base de datos de Interpol a principios de mes, puede ser “el testigo perfecto” para investigaciones en Estados Unidos sobre “los capos del narcotráfico” en Venezuela.