Investigan nacionalidad de 180 mil electores en Florida

Se busca determinar si las personas inscritas en el padrón electoral son estadunidenses o de otra nacionalidad

MIAMI – Autoridades electorales de Florida iniciaron una investigación para determinar si unas 180 mil personas inscritas en el padrón electoral son estadunidense o de otra nacionalidad.

El vocero de la División de Elecciones de Florida, Chris Cate, dijo que para esta indagación se solicitó al gobierno federal acceso a la base de datos migratorios.

Detalló que el objetivo es remover de la lista a personas que no son elegibles para votar y que hasta el momento no ha fructificado su petición de accesar a la base de datos del Departamento de Seguridad Territorial.

La lista de 180 mil nombres fue determinada por el Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de Florida (DHSMV), que registra si un conductor con licencia tiene la nacionalidad estadunidense a petición de la División de Elecciones.

La División solicitó a las personas incluidas en la lista que comprueben su nacionalidad estadunidense o de lo contrario serán removidos del padrón electoral.

La situación se presenta a seis meses de las elecciones presidenciales en las que Florida es considerado como un estado clave.

El mayor número de las personas que se encuentran bajo revisión pertenecen al condado Miami-Dade, uno de los más populosos del estado y que cuenta con la mayor parte de electores hispanos de la entidad.

La revisión provocó suspicacia entre observadores que aseguran que es casi imposible el fraude electoral en Estados Unidos.

Recordaron que en las controversiales elecciones del año 2000, miles de personas fueron eliminadas del padrón electoral al ser calificadas en forma errónea como convictos.

La medida también es vista por algunos observadores como un esfuerzo por eliminar de un sólo golpe a votantes demócratas, muchos de ellos hispanos y afroamericanos.

“Es un proceso de purga con base en lo que de antemano conoce el estado como información imprecisa (…) realmente surgen dudas de si este es o no un esfuerzo partidista para afectar el padrón electoral”, opinó Howard Simon de la Unión Americana de Libertades Civiles de Florida (ACLU).

La revisión se presenta a sólo seis meses de las elecciones presidenciales del 6 de noviembre, en las que el actual mandatario demócrata Barack Obama busca la reelección frente al virtual candidato republicano, Mitt Romney.

El padrón electoral de Florida es de 12 millones de electores. En las elecciones del 2008, Obama se llevó el estado por 236 mil votos ante el republicano John McCain.