Despidos afectan más a latinos

Hay un impacto desproporcionado en las comunidades de bajos ingresos y minorías.
Despidos  afectan más a latinos
Las escuelas más pobres en California perderán aproximadamente 30% más profesores que sus contrapartes ricas.
Foto: Archivo / La Opinion

SACRAMENTO.- Los despidos de maestros han registrado un impacto desproporcionado en las comunidades de bajos ingresos y minorías, sobre todo en los latinos y afroamericanos en California.

Un reporte revelado por Estudiantes Primero, una organización no lucrativa con sede en Washington DC, arrojó que las escuelas más pobres en California perderán aproximadamente 30% más profesores que sus contrapartes ricas; y las escuelas que sirven a las comunidades con altos niveles de minorías, perderán 60% más de maestros que los planteles con menos latinos y afroamericanos.

Según la investigación “Grandes Profesores por Cada Niño: Un Asunto de Justicia Social”, los alumnos de las minorías tienden a ser enseñados por maestros con cinco o menos años de experiencia.

“Aunque la investigación muestra que la calidad de los maestros es uno de los más importantes conductores del aprovechamiento del estudiante, algunos de los profesores más efectivos se les ha dejado ir debido a la política de despidos basada en la antigüedad, la cual no sólo no es sensata sino injusta, y fracasa en mostrarle a los buenos maestros que son muy apreciados”, indica el reporte.

Michelle Rhee, fundadora y presidenta de StudentsFirst señaló que los profesores con menos experiencia tienden a enseñar en escuelas con bajos ingresos y en comunidades que tienen un alta población de minorías, así que cuando los avisos de despido llegan, éstas sienten el mayor peso de una política de despidos obsoleta.

“Esto es un asunto de equidad y justicia social. Necesitamos poner a nuestros estudiantes primero y reformar estas políticas burocráticas porque cada niño merece tener un gran maestro”, remarcó.

California es sólo uno de los 11 estados que obliga a tomar en cuenta el número de años en el trabajo a la hora de desprenderse de un maestro.

Adrián Acosta, quien trabajó cinco años como maestro de educación especial en una escuela intermedia en el área de Los Ángeles, dijo que es bien triste sacar a un maestro sin considerar el trabajo que realiza. “Dañamos a los estudiantes y comunidades. Los niños no entienden por qué un maestro que tiene la pasión y la energía para enseñar tiene que irse sólo porque no tienen la antigüedad”, se lamentó.

En su propuesta presupuestal, el gobernador Brown anunció que un 47.5% más de profesores perderán sus empleos debido a los despidos basados en la antigüedad. De acuerdo a StudentsFirst si el estado reformara esta política y se tomará en cuenta el desempeño del maestro en lugar del escalafón, podrían prevenirse 2,862 despidos y 80,000 estudiantes menos serían afectados.

El asambleísta demócrata de Whittier, Chuck Calderón dijo que California no puede darse el lujo de continuar echando maestros tomando en cuenta los años de empleo. “Necesitamos cambiar esa política y todos necesitamos tener voluntad y coraje para hacerlo porque impacta en el aprovechamiento del menor que le cambien a su maestro a mitad de año por un sustituto quizá sin las credenciales”, observó. Añadió que si el estado no se deshace de tal política como base para despedir maestros eso impactará al grado tal que se no poder cumplir con las metas de tener más graduados de la secundaria y la universidad. “A menos estudiantes graduados de secundaria, salarios más bajos y menos dinero para el estado”, aseveró.

?>