‘Frank’ Velásquez quiere salvar el fútbol de playa salvadoreño

Francisco Velásquez considera que, con apoyo, El Salvador puede ser campeón mundial de fútbol de playa

El futbolista playero 'Frank' Velásquez con los títulos que ha logrado.
El futbolista playero 'Frank' Velásquez con los títulos que ha logrado.
Foto: Suministrada

El seleccionado nacional salvadoreño de fútbol de playa Francisco ‘Frank’ Velásquez tiene que utilizar el transporte público para llegar a los entrenamientos, mientras que varios de sus compañeros se trasladan por las madrugadas en lancha con el destino de la Costa del Sol.

Y es que no les queda de otra, los recursos son limitados, de la federación de El Salvador solamente reciben el costo del pasaje y la comida, no hay lujos. Todo a pesar de que hace un año la selección salvadoreña de fútbol de playa le dio al país una de las más grandes satisfacciones deportivas al quedar sorpresivamente en el cuarto lugar de la Copa del Mundo de Ravena, Italia.

El logro fue extraordinario cuando se toma en cuenta que el fútbol de playa en El Salvador se comenzó a practicar seriamente hace apenas unos cinco años y que la mayoría de los integrantes son personas de bajos ingresos que se ganan la vida en la pesca.

“Nosotros sí podemos decir que jugamos al fútbol por el amor que le tenemos al deporte y a nuestro país, para nosotros es un orgullo poder representar a El Salvador y lo hacemos con el objetivo de darle a nuestra gente una alegría”, dijo Velásquez a RUMBO en una entrevista durante su reciente estancia en la Ciudad Espacial.

El apoyo fue mínimo cuando comenzó el fútbol de playa en El Salvador como deporte profesional, alrededor de 2007, y fue gracias al empeño y los sacrificios de los jugadores que este deporte logró crecer y que hoy tenga una esperanza de poder seguir adelante. Sin embargo, los que manejan el futbol a nivel federativo no tienen un historial prometedor.

Los clubes profesionales de la primera división en El Salvador están hundidos en deudas por los malos manejos, la afición se ha alejado de los estadios, las selecciones nacionales de diferentes categorías constantemente se encuentran con problemas administrativos que truncan los procesos. Así que la ilusión del futbol de playa parece ser una vela en el viento y esto entristece a Velásquez porque no quiere ver desperdiciado el avance que él y sus compañeros han logrado.

“El Salvador ya es considerado un potencia a nivel mundial en el fútbol playa, se nos respeta y esto se debe a que hemos logrado en cinco años lo que muchos países no han podido conseguir en 20 años”, comentó el fútbolista.

Velásquez explicó que si la federación apoya el futbol de playa y le da los recursos para que sus jugadores puedan foguearse más a nivel internacional no duda que pueden ser campeones del mundo.

“Tenemos jugadores muy talentosos que ya vienen empujando fuerte pero necesitan apoyo económico, necesitan enfrentarse a los mejores regularmente para poder seguir creciendo. Si se le brinda ese apoyo a nuestro jugador salvadoreño no dudo que podemos lograr grandes cosas”, dijo Velásquez, que fue nombrado el tercer mejor jugador del Mundial de Ravena.

‘Frank’, que también fue el autor del mejor gol del Mundial de Ravena, se encuentra utilizando su fama para una buena causa ya que a través de la fundación FUSPANE ayuda a recaudar fondos para personas que se encuentran en extrema pobreza en los departamentos de El Salvador.

“Es muy triste ver personas que no tienen para comprar un medicamento para sus hijos que están enfermos o no tienen para las necesidades más básicas. Dios me dio la oportunidad de darme a conocer con el futbol de playa, la mejor manera que puedo pagarle esa bendición es ayudando a las personas necesitadas”, concluyó Velásquez.