¿Qué sucederá con el mayordomo del Papa?

Otra interrogante pudiera ser si ‘Pauletto' diría en interrogatorio que actuó con cómplices

Paolo Gabriele, identificado por fuentes vaticanas como el mayordomo del Papa (izq.), junto a su Santidad  en el Vaticano.
Paolo Gabriele, identificado por fuentes vaticanas como el mayordomo del Papa (izq.), junto a su Santidad en el Vaticano.
Foto: EFE

CIUDAD DEL VATICANO, Vaticano.— Hasta hace unos días el mayordomo del Santo Padre era descrito como una persona callada y discreta. Siempre bien vestido, con traje negro y conocido como “Pauletto”, mientras acompañaba al Papa en sus tareas cotidianas. Más que nada, era considerado un aliado y amigo del Santo Padre. Ahora, Paolo Gabriele, 46 años de edad, se encuentra en una de las tres celdas del Vaticano, detenido y acusado de difundir documentos privados de Benedicto XVI y de la Santa Sede a la prensa.

“Es un hecho que tenía documentos privados”, aseguró el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, desde la sala de prensa en Roma. “Eso, ni él mismo lo nego”.

La pregunta que surge es si el mayordomo actuó solo, o con la ayuda de cómplices. Según medios italianos, seguramente fue algo que tramaba con algún, o bien, varios cardenales. Sin embargo, el Vaticano lo niega.

“Desmiento completamente que haya un cardenal italiano investigado”, aseguro Lombardi. “También desmiento las acusaciones de que se está interrogando a una mujer implicada. Simplemente no es verdad”.

Lo que sí confirma el Vaticano es que la policía de la Santa Sede continúa investigado, para así poder dar con otros posibles sospechosos. En cuanto a departamentos, nombres o cargos, Lombardi simplemente ha dicho que será la corte, y no la prensa, que llevará a cabo el juicio.

Por ahora, al mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, sólo se le acusa de robo de documentos, o bien “robo agravado”. Sin embargo, no se le ha acusado formalmente de difundir estos documentos. El escándalo estalló en enero, cuando se dio la difusión masiva de documentos confidenciales del Vaticano, los cuales recientemente fueron publicados en un libro. Su autor ha dicho que recibió los documentos por medio de varias fuentes.

Por su parte, el mayordomo ha contratado a dos abogados. Uno de ellos, emitió una carta en la que asegura que su cliente está dispuesto a colaborar con las autoridades, lo cual en este caso, vendría siendo los jueces del Vaticano.

“Estamos en la primera fase del proceso formal”, añadio Lombardi. Paolo Gabriele ha nombrado dos abogados de su confianza que han declarado que su defendido está dispuesto a colaborar”.

Paolo Gabriele vivía dentro de los muros del Vaticano junto con su esposa y tres hijos. Tras meses de investigación, fue el pasado miércoles cuando la gendarmería vaticana arrestó al mayordomo, después de que oficiales encontraran documentos privados dentro de su casa.

Gabriele era empleado del Vaticano bajo Juan Pablo II, pero no fue sino hasta el 2006, que Benedicto XVI lo nombró como su mayordomo personal. Es una de las pocas personas que tenía acceso a las actividades cotidianas del Santo Padre. Incluso, seguido lo acompañaba en el Papamovil.

El Papa que cuenta ya con sus 85 años de edad, está dolido y afectado por lo sucedido. Incluso, al celebrar la misa del domingo de Pentecostés, dijo: “Queridos amigos, debemos vivir bajo el espiritu de unidad y verdad”.

Aunque habló del caso explícitamente, algunos expertos aseguraron que no hacía falta que lo hiciera.

Aparte de este escándalo, el Vaticano también está lidiando con otro caso. Tan sólo un día antes de que se diera a conocer el arresto de Gabriele, el presidente del Banco del Vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, fue destituído.

Aunque el Vaticano dice que ambos casos no están ligados, algunos documentos que el expresidente tenía a su cargo, también fueron difundios en la prensa.

Por el momento, el mayordomo está detenido en una celda de seguridad junto al tribunal del Vaticano. Sus abogados aseguran que está dispuesto a colaborar. Lo que queda por verse es si al ser interrogado nombrara a complices.