Hoy prohíben las sodas, ¿mañana qué?

Latinos de NYC responden a prohibición de bebidas extragrandes

Guía de Regalos

Hoy prohíben las sodas, ¿mañana qué?
Al panadero Gilberto Sánchez, de El Bronx, le preocupa que el alcalde Bloomberg censure el pan, porque tiene muchas calorías.
Foto: Zaira Cortés / EDLP

Nueva York – Algunos latinos calificaron como “extrema” la medida

impulsada por el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que busca prohibir la venta de bebidas azucaradas en envases de más de 16 onzas en cines y restaurantes.

El panadero Gilberto Sánchez, de 29 años y residente de El Bronx, teme que la próxima prohibición para combatir la obesidad en los

neoyorquinos, tenga que ver con su oficio diario, pues el contenido

hipercalórico del pan podría estar en la mira del alcalde Bloomberg.

“El pan sí que engorda”, dijo Sánchez. “No quiero ni imaginar que al

Alcalde se le ocurra prohibir la venta de este alimento, porque

entonces tendré que buscar algo más para poder vivir”, indicó.

Griselda Sánchez, quien vende agua fresca y fruta en las calles de El Barrio, expresó que el siguiente paso para el plan de Bloomberg, sería regular la venta de comida rápida.

“En mi país crecí comiendo alimentos hechos en casa, pero aquí, mis

hijos sólo quieren hamburguesas y papas fritas. Ese comida grasosa realmente nos está matando”.

De ser aprobada por la Comisión de Salud de la ciudad, la iniciativa

de Bloomberg entraría en vigencia en marzo del año entrante e

impondría una multa de $200 a quien no acate la norma. Bodegas y

supermercados estarían exentos.