Culpan a Walmart de la baja salarial

Activistas sindicales presentan un informe titulado 'Cadena de Codicia', en referencia a Wal-Mart.
Culpan a Walmart de la baja salarial
Con un letrero que dice 'Wal-Mart, cómo el 1% hiere al 99%', activistas sindicales denunciaron ayer a la gigantesca empresa presentando un informe sobre las condiciones de trabajo.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

La influencia de la compañía Walmart en la industria de fabricación y en la logística para el traslado de bienes, ha provocado una creciente dependencia de trabajadores temporales a quienes se les paga el salario mínimo, lo que mantiene artificialmente bajos los costos de mano de obra, según denunciaron ayer activistas sindicales al dar a conocer un estudio del National Employment Law Center (NELP).

El informe de NELP, titulado Cadena de Codicia (Chain of Greed), documenta supuestas condiciones represivas en las bodegas de las compañías minoristas, lo que está afectando principalmente a empleados de origen latino.

A decir de María Elena Durazo, dirigente en el condado de la central sindical AFL-CIO, los subcontratistas que quieran sobrevivir en el mercado deben adaptarse al modelo de negocio de Walmart.

“Eso significa que deben reducir de manera constante los estándares de empleo y los salarios, lo que conlleva a condiciones de trabajo más peligrosas, y son los trabajadores los que llevan la peor parte de ese modelo insostenible”, comentó Durazo.

El informe de NELP también precisa que Walmart está deslindándose de la responsabilidad de esas condiciones de trabajo.

La práctica de contratar bodegas, transporte y entrega de mercancías mediante un compleja jerarquía de contratistas y subcontratistas, lo que hacen llamar “outsourcing doméstico”, ha bajado la calidad de los empleos en el Sur de California, y principalmente en los latinos que son los que realizan ese tipo de trabajos, advirtió el documento.

El reporte de NELP aparece en medio del escándalo por supuestos sobornos que Walmart hizo a funcionarios mexicanos para el establecimiento de más tiendas y en medio de las críticas al plan de la ciudad de Los Ángeles de abrir una nueva tienda en Chinatown.

A través de un comunicado, Walmart respondió ayer mismo al reporte de NELP, señalando principalmente que las acusaciones tienen tintes políticos.

“Los sindicatos tienen agendas políticas y financieras en juego, por eso no sorprende que los sindicatos e intereses especiales que se recopilan en este reporte sean una vez más distorsionando los hechos sobre Walmart”, recalca el comunicado.

Walmart, que da trabajo a unas 70 mil personas en el país, aseguró que todos sus contratistas y subcontratistas tienen los más altos estándares de calidad y son obligados a cumplir con todas las leyes.

Pero a decir de los líderes sindicales, cada año tiendas como Walmart exigen más por menos paga a sus contratistas.

Según Guadalupe Palma, directora de la campaña Warehouses Workers United, Walmart ha encontrado la manera de desviar los riesgos económicos hacia la cadena inferior de suministro y recargando el peso en la mano de obra latina.

“Walmart es responsable de las condiciones ilegales de trabajo y de los bajos salarios en las bodegas que mueven sus bienes”, agregó Palma. “Cambiar esta industria significaría la creación de miles de buenos empleos y mejorar la calidad de vida en el Sur de California”.

Alrededor de la web