Plan de Netanyahu: abrigar asentamiento

Un tribunal ya dio orden de demolición pero el líder israelí se opone a eso
Plan de Netanyahu: abrigar asentamiento
Judíos colonos ondean banderas mientras marchan hacia un barrio del este de Jerusalén, donde los asentamientos están en el centro de la discordia.
Foto: EFE

JERUSALÉN, Israel.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha recomendado que las autoridades se abstengan de demoler las construcciones de un asentamiento ilegal en Cisjordania y que las muevan físicamente de lugar con la esperanza de desactivar una crisis política que amenaza su coalición de gobierno, dijo un funcionario ayer.

La orden de demolición del asentamiento de Ulpana ha enfrentado a Netanyahu con los grupos de colonos y sus aliados en el Gobierno.

El Tribunal Supremo de Israel determinó que las cinco construcciones, donde viven 30 familias, fueron construidas en tierras privadas palestinas y ordenó que sean demolidas el 1 de julio.

Los asentamientos judíos están en el corazón del estancamiento de los esfuerzos de paz en Medio Oriente. Las conversaciones de paz entre Israel y los palestinos se rompieron hace tres años y los palestinos se niegan a reanudarlas hasta que Israel congele la construcción de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén oriental. Los palestinos reclaman ambas zonas, capturadas por Israel en la guerra de 1967, para un futuro estado.

Netanyahu ha dicho que deberían reanudarse las negociaciones sin condiciones y ha rechazado las propuestas para congelar por completo los asentamientos. Sin embargo, amplió recientemente su coalición al incorporar al principal partido opositor, Kadima. La alianza le permitió a Netanyahu una mayoría dominante en el Parlamento haciéndolo menos dependiente de los legisladores de línea dura que antes dominaban su coalición.

Eso ha alimentado las conjeturas de que podría ofrecer pronto nuevas concesiones a los palestinos para que vuelvan a la mesa de negociaciones.

Los grupos de colonos se oponen a cualquier demolición o traslado de las construcciones en Ulpana. Los miembros de línea dura del gobierno planean presentar el miércoles una iniciativa de ley que esencialmente busca legalizar el asentamiento y ofrecer una compensación a los propietarios palestinos de las tierras.

Netanyahu se opone a la iniciativa por temor de que la Corte Suprema la anulará, poniendo a Israel en vergüenza internacional. El primer ministro se ha reunido con los principales líderes gubernamentales que lo apoyan y se espera que el proyecto de ley fracase durante la votación del miércoles.

Como alternativa, Netanyahu quiere que las construcciones sean arrancadas de sus cimientos y sean trasladadas a la vecina ciudad de Beit El, a fin de evitar su destrucción, dijo el funcionario, que habló a condición de no ser identificado debido a lo delicado del asunto. Dijo que la decisión final se tomará en los próximos días.

?>