El movimiento #Yosoy132 llegó a San Francisco

Decenas de manifestantes de distintos lugares de la Bahía pidieron un México democrático, y que pasen el segundo debate en Univisión.
El movimiento #Yosoy132 llegó a San Francisco
Unas 70 personas protestaron frente a Univisión San Francisco para exigir una mejor cobertura del proceso electoral mexicano.
Foto: María A. Mejía / El Mensajero

SAN FRANCISCO.- El movimiento #Yosoy132 continúa haciendo eco más allá de las fronteras de México, y este 6 de junio llegó a San Francisco a través de #Yosoy132BayArea. Unas 70 personas, varias de ellas mexicanas, se reunieron a las afueras de Univisión 14 para exigirle a la televisora una cobertura del proceso electoral mexicano más extensa en el Área de la Bahía.

Además, pidieron que ese canal de televisión transmita el segundo debate presidencial.

Al grito de “no más futbol, queremos el debate” y “debate sí, novelas no”, decenas de personas convocadas a través de redes sociales como Twitter y Facebook dejaron claro que quieren que la televisora transmita el 10 de junio el próximo debate de los candidatos mexicanos.

“Yo creo que es bien importante que nos manifestemos todos, porque la elección se veía como ya definida, no había una claridad acerca de ningún pronunciamiento ciudadano y parecía como si ya [Enrique] Peña Nieto fuera a llegar”, dijo Roberto Hernández, productor y director del documental Presunto Culpable, quien llegó desde Berkeley con toda su familia para participar en la protesta.

“Todos vemos con consternación que el PRI regrese al poder, porque no es un partido que se haya reformado en los doce años que ha estado fuera de la presidencia. Vemos un PRI que sigue usando las tácticas de siempre para desviar recursos de gobiernos estatales para las elecciones”, agregó el abogado y cineasta.

En la protesta pacífica, que comenzó a las 5:30 p.m. del miércoles, se respiraba un ambiente festivo e incluso había música. Entre los asistentes había periodistas, artistas, estudiantes y niños. No sólo había mexicanos, sino que al contingente se sumaron también argentinos, salvadoreños y chilenos. Algunos, venidos desde ciudades cercanas como Redwood City y Berkeley.

Yo soy 132 en San Francisco

Un enorme cartel rojo con la leyenda “Queremos un México democrático” era sostenido por diferentes personas. Otros portaban cartulinas que decían “Yo soy 132”; algunos más mostraban letreros de apoyo a Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Movimiento Progresista (que incluye al Partido de la Revolución Democrática) y otros de repudio a Peña Nieto, candidato del Partido Revolucionario Institucional. También había pancartas que recordaban la represión en Atenco y que pedían la defensa de Wirikuta.

Maricarmen Arjona, originaria de la Ciudad de México, explicó que ella participó en la manifestación de San Francisco “para mostrar mi solidaridad con el movimiento #Yosoy132 en México, que está pidiendo la democratización de los medios, la transparencia de la información, y que también está denunciando la represión que están sufriendo los ciudadanos de a pie por manifestar sus opiniones durante la campaña electoral”.

Además de eso, Arjona dijo que también asistió para expresar sus demandas locales como inmigrante.

“Nosotros también somos el 132 en el Área de la Bahía de San Francisco y (…) también pedimos una democratización de los medios. Pedimos que todos los medios de comunicación tomen más compromiso con la comunidad inmigrante y que nos ayuden a estar mejor informados, conectados con un proceso tan importante como es la elección presidencial y que pasen el debate en los canales locales”, agregó la mexicana, quien aseguró haber votado en la elección pasada y estar en espera de su boleta para poder votar en julio.

Demandas recurrentes en la protesta de San Francisco fueron el repudio a Peña Nieto, y el deseo de que no se convierta en presidente de México. De hecho, una de las manifestantes que llegó desde Redwood City dijo que estaba pensando renunciar a su ciudadanía mexicana en caso que ganara el candidato del PRI.

Layda Negrete, quien marchó junto con sus dos pequeñas hijas –una de ellas en su carreola– explicó a El Mensajero por qué estaba ahí: “Me parece importante impedir que el PRI regrese al poder. Gran parte de los problemas que tiene México se deben a un partido que fue autoritario, que no tuvo límites, y creo que no estamos listos para regresar el Ejecutivo Federal al PRI”, expresó Negrete, esposa de Roberto Hernández y productora también del documental Presunto Culpable, que habla acerca de las deficiencias en el sistema de justicia mexicano.

Para la abogada y cineasta es muy importante que los mexicanos que viven en el extranjero emitan su voto.

“Es fundamental que los mexicanos que estamos en Estados Unidos votemos, porque somos un porcentaje muy importante del electorado, estamos educados. Precisamente muchos de los migrantes que salieron fue por razones donde el país no daba las oportunidades que se necesitaban, y es una manera de influir, es fundamental que voten”, señáló.

Algunos de los manifestantes no apoyaban a ningún candidato: sólo pedían una mejor cobertura de los medios locales de comunicación.

“No soy de ningún partido, pero no estoy conforme con la manipulación de los medios y que impongan al candidato que ellos quieren para las elecciones de julio 1 en México”, dijo Luis Viveros, originario de Córdoba, Veracruz.

El movimiento #Yosoy132 tiene sus antecedentes en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, cuando un grupo de estudiantes de esa institución protestó contra Peña Nieto el pasado 11 de mayo. Más tarde, personas afines al candidato del PRI dijeron que no eran estudiantes sino ‘acarreados’.

Luego, 131 estudiantes de la Ibero respondieron con un video donde, credencial en mano, mostraban que sí eran parte de esa casa de estudios. Jóvenes de otras universidades y gente de distintos ámbitos crearon otro video para sumarse a la causa, a la que nombraron #Yosoy132. Desde su nacimiento, el movimiento ha propiciado marchas de apoyo en distintos puntos de México y del mundo. Ha crecido gracias a la difusión en redes sociales como Facebook y Twitter.