Desfila la política en la Parada Nacional Puertorriqueña

El desfile sirvió de escenario para políticos en campaña, como el senador estatal Adriano Espaillat y el congresista Charles Rangel, quienes el 26 de junio se disputarán la nominación demócrata por el distrito 13
Desfila la política en la Parada Nacional Puertorriqueña
“Voto Boricua, Pa' que tú lo sepas” busca que los puertorriqueños dejen escuchar sus voces en las urnas.
Foto: EDLP / José Acosta

NUEVA YORK – El 55 Desfile Nacional Puertorriqueño no sólo mostró en la Quinta Avenida de Manhattan la cultura, la música, el folklor y el orgullo boricua sino que además convirtió por primera vez la famosa vía en un inmenso centro de registro de votantes con más de 50 voluntarios, que en medio de la algarabía motivaban la participación con el lema “Voto Boricua, Pa’ que tú lo sepas”.

David Estrella y Ephraim Cruz, dos de los voluntarios, registraron votantes durante el desfile, enfocados mayormente en los jóvenes puertorriqueños y en aquellos que habían cambiado de domicilio.

“Lo que buscamos es que los puertorriqueños dejen escuchar sus voces en las urnas”, dijo Cruz.

Javier Gómez, portavoz del desfile, dijo que por primera vez el evento realiza la campaña Voto Boricua, “porque encontramos que los puertorriqueños de la isla salen a votar en mayor proporción que los del exterior, y si aún así hemos conseguido llevar boricuas al Congreso de los Estados Unidos y nombrar jueces, ¿qué no conseguiremos si podemos motivar más el voto?”.

El desfile comenzó a las 11 a.m. desde la calle 44 hasta la 79, con más de 80,000 participantes, 90 carrozas, más de 100 grupos y se esperaban más de dos millones de espectadores.

Madelyn Lugo, presidente del desfile, dijo que además de la campaña de inscripción de votantes, el evento está dedicado a la educación superior, y por ello el gran mariscal, el Dr. Félix Matos-Rodríguez, presidente de Hostos Community College (CUNY), y el padrino, Manuel J. Fernós, presidente de la centenaria Universidad Interamericana de Puerto Rico, “representan lo que son los puertorriqueños en la educación universitaria”.

“Estas personas han servido de ejemplo para los jóvenes, creando programas de educación tanto en Puerto Rico como en las nación norteamericana”, dijo Lugo.

Dr. Félix Matos-Rodríguez, presidente de Hostos, celebró que el desfile se dedicara a la educación superior, señalando que Hostos celebra el año próximo su 45 aniversario, “y esta universidad se creó en parte para llenar las necesidades de los puertorriqueños y latinos en educación”.

“Todavía tenemos mucho trabajo por delante. Hay muchos latinos que no terminan la escuela superior, y debemos procurar que las escuelas sean mejores para que terminen y completen una educación universitaria”, dijo Matos-Rodríguez. “En Hostos, de una población de 7,000 estudiantes, un 60% es latino y un 10% es puertorriqueño”, indicó.

El desfile sirvió de escenario para los políticos que están en campaña, entre ellos el senador estatal Adriano Espaillat y el congresista Charles Rangel, quienes se disputarán la nominación demócrata por el nuevo distrito congresional 13 el próximo 26 de junio.

Rangel desfiló en la capota de un moderno auto, junto al salsero boricua Willie Colón, quien le sostenía el brazo en señal de triunfo. A pie, le acompañaba el asambleísta dominicano Guillermo Linares, quien iba ondeando una bandera puertorriqueña.

“Reelijamos a Rangel”, iba gritando un voluntario de la campaña con un megáfono.

Por su lado, Adriano Espaillat desfiló con un numeroso grupo de seguidores, junto al concejal Ydanis Rodríguez.

“Este desfile es pionero, y demuestra que la comunidad puertorriqueña fue la que nos abrió las puertas a todos los latinos”, dijo Espaillat. “Nos encontramos muy satisfechos por el trabajo que han hecho los puertorriqueños a favor de los latinos, por eso los apoyamos y somos hermanos”, agregó Espaillat.

El toque de salsa y deporte lo dio Víctor Cruz, receptor de los Giants de New York, nombrado atleta puertorriqueño del año. Cruz se la pasó corriendo de un lado a otro de la avenida, saludando a su fanáticos y fotografiándose con ellos.

“Uno se siente bien cuando su gente lo quiere”, dijo el deportista.