Fuego y truenos en final

El Heat se deshace de Celtics y va por el título ante Oklahoma City

MIAMI, Florida (AP).- El Heat de Miami está de vuelta en la final de la NBA.

Gracias a una superlativa actuación de su trío de astros, el Heat reaccionó tras verse abajo por 11 puntos y venció ayer por 101-88 a los Celtics de Boston en el séptimo duelo por el título de la Conferencia del Este, poniendo fin a las ilusiones de los bostonianos.

LeBron James fue nuevamente vital al liderar a Miami con 31 puntos, más 12 rebotres. Dwyane Wade añadió 23 puntos, mientras que Chris Bosh coló por su parte, 19 tantos al salir de la banca.

Bosh, quien se había perdido casi todo los playoffs por una lesión, encestó un triple que prendió la chispa de la arremetida abrumadora con la que el Heat terminó de minar la resistencia de los Celtics.

Lo que sigue será el próximo martes. Un año después de sucumbir ante los Mavericks de Dallas en la final, Miami tendrá otra oportunidad de ceñirse la corona.

Le tocará arrancar la serie definitiva de visita al Thunder de Oklahoma City, el equipo que tiene a Kevin Durant y Russell Westbrook como sus dos piezas clave.

Rajon Rondo anotó 22 puntos, con 14 asistencias y 10 rebotes, para Boston. Paul Pierce agregó 19 puntos. Este pudo haber sido el último partido de la era de los cuatro grandes de los Celtics, incluyendo a Kevin Garnett y Ray Allen.

Gane o pierda, después de casi todos los partidos del Thunder de Oklahoma City, puede escucharse a Kevin Durant hablar sobre la necesidad de seguir trabajando y mejorar. Nunca está conforme.

Ese fue su enfoque cuando el Thunder llegó a un tener una foja de 3-29 y era el hazmerreír de la liga. Y es el mismo ahora que guió al equipo a la final de la NBA tres años después.

Durant nunca ha caído en la ostentación y el glamour. Su combinación ganadora ha sido la humildad y el esfuerzo, y pronto podría rendir frutos.

El Thunder necesita cuatro victorias más para ganar un campeonato en apenas su cuarta temporada en Oklahoma City y cumplir la máxima meta de Durant.

“Siempre existe otro nivel al cual ascender. En el basquetbol, uno siempre puede mejorar en algo, creo yo”, dijo ayer Durant tras las prácticas. “No he visto a alguien que domine por completo este juego en todos los aspectos”, dijo.