Pérdidas de JP Morgan fueron por ‘falta de análisis’

Pérdidas de JP Morgan fueron por ‘falta de análisis’
Jamie Dimon, consejero delegado del banco.
Foto: AP

Dimon compareció ayer ante el comité bancario del Senado y fue recibido con gritos de protestas por activistas que criticaban las operaciones especulativas del mundo financiero de Wall Street

WASHINGTON, D.C. (EFE).- El consejero delegado de JP Morgan, Jamie Dimon, se disculpó ayer por las recientes pérdidas de 2,000 millones de dólares en operaciones con derivados y señaló que la estrategia empleada “no fue cuidadosamente analizada”.

Dimon reconoció que habían “decepcionado a mucha gente” y que pedía disculpas por ello. “No nos tomaremos a la ligera estas pérdidas, pero deberían ser puestas en perspectiva”, dijo.

“Perderemos parte del dinero de nuestros accionistas, algo que sentimos terriblemente, pero el dinero de ningún cliente o contribuyente fue afectado por estas operaciones”, explicó el banquero.

Dimon compareció ayer ante el comité bancario del Senado y fue recibido con gritos de protestas por activistas que criticaban las operaciones especulativas del mundo financiero de Wall Street.

El consejero de JP Morgan, el mayor banco por activos de EEUU, aseguró que algunos de los agentes de la oficina del banco en Londres “no tenían el conocimiento necesario de los riesgos que estaban tomando” y que esas operaciones deberían haber tenido “un mayor nivel de escrutinio”.

Las pérdidas se produjeron por las operaciones de la Chief Investment Office (CIO), la unidad de JP Morgan en Londres que se dedica a minimizar los riesgos del mercado y a invertir los excesos de fondos del banco.”Este portafolio (de la CIO) se transformó en algo que, en vez de proteger a la empresa, creó un riesgo potencialmente mayor”, explicó ante el Congreso.

Dimon afirmó que no había aprobado “personalmente” estas operaciones, pero que sí estaba al corriente de que se estaban efectuando.

No obstante, afirmó que la oficina de Londres invierte cerca de 350,000 millones de dólares y que sigue siendo “sólidamente rentable”.

Además, subrayó que la estrategia de JP Morgan “trata de ser sumamente conservadora”.Por ello, se mostró a favor de los test de estrés realizados por la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. a los principales bancos ante un escenario adverso, y destacó los buenos resultado obtenidos por JP Morgan.

La comparecencia de Dimon se produce en medio de las discusiones acerca de la puesta en práctica de la reforma del sistema financiero, entre ella la “norma Volcker”, que limita las posibles tomas de riesgos y restringe las operaciones especulativas.

Sobre la posibilidad de que la norma Volcker, de estar en vigor, hubiera impedido estas pérdidas, el banquero se limitó a afirmar “es posible, pero no estoy seguro”.

Dimon no se mostró en contra de la reforma del sistema financiero, pero señaló que lo importante es una regulación “más inteligente, no más regulación”.

“La norma Volcker está redactada de manera demasiado vaga”, afirmó.

El Gobierno estadounidense ha reiterado que las pérdidas de JP Morgan demuestran la necesidad de mejorar la supervisión sobre el sector financiero y evitar comportamientos de riesgo entre los inversores que conduzcan a repetir los errores que llevaron a la crisis de 2008.

?>