Breves de Latinoamerica

Quedó grabado en video: cinco policías fuertemente armados ingresan por la madrugada en un hotel en el occidente de México y luego salen con tres hombres esposados y vestidos sólo con ropa interior. Sin embargo, estos agentes no realizaban arresto alguno. Según los fiscales, los policías estaban cumpliendo, al parecer, un encargo de la delincuencia. Los tres individuos aparecieron sin vida “vapuleados y asfixiados” pocas horas después de que se los llevaran. Las imágenes corresponden al 20 de enero y los fiscales las difundieron el miércoles.

Las autoridades mexicanas presentaron ayer ante los periodistas al detenido Gregorio Villanueva Salas, conocido como “El zar de la piratería”, presunto integrante del cártel de Los Zetas y acusado de varios ataques con granadas. Villanueva Salas fue arrestado por efectivos militares el 11 de junio en la ciudad de Monterrey, en el norte del país, junto con otros tres integrantes de su banda, que también fueron presentados ante la prensa.

Según el comunicado leído en el acto por el portavoz de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), coronel Ricardo Trevilla, Villanueva era “uno de los principales operadores” de Los Zetas, uno de los grupos del crimen organizado de México que destaca por la saña con la que trata a sus víctimas.

De acuerdo con la fuente, el detenido controlaba la producción y distribución de discos piratas en los estados de Zacatecas, San Luis Potosí, Nuevo León, Coahuila y la ciudad de Nuevo Laredo, en la frontera con Estados Unidos. Junto con Villanueva fueron detenidos Rodolfo Chan Cornejo, Christian Miguel Navarrete González y Rubén Darío Martínez Alvarado. Durante la detención del grupo, los militares decomisaron cuatro armas largas (incluida una subametralladora), un arma corta, munición, seis vehículos y unos 291 pesos en efectivo (cerca de 20 mil dólares).