NY aplaude cambios en política de deportaciones

Se calcula que actualmente hay unos 146,000 “Dreamers” en Nueva York

NY aplaude cambios en política de deportaciones
Estudiantes celebran la decisión de Obama de parar las deportaciones de jóvenes inmigrantes indocumentados.
Foto: AP

Nueva York – Políticos locales, organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes y representantes públicos de Nueva York aplaudieron hoy los cambios anunciados por la Casa Blanca en materia de política de deportaciones.

La nueva directriz ofrece un aplazamiento de dos años a los jóvenes indocumentados que estén en proceso de deportación, así como la posibilidad de solicitar permiso de trabajo, siempre y cuando cumplan ciertos requisitos de edad, estudios y tiempo de permanencia en el país y no presenten antecedentes delictivos graves.

“Me enorgullece la decisión del presidente Obama de frenar las deportaciones de los ‘soñadores’ y dar permisos de trabajo a quienes han crecido en este país (…) pero debe seguir luchando por una reforma migratoria integral que incluya el Dream Act”, afirmó hoy el senador estatal Gustavo Rivera en un comunicado de prensa.

Rivera, de origen puertorriqueño, dijo que la decisión de la Administración Obama es “un paso adelante” para la comunidad hispana de Nueva York, además de una “victoria” para los “soñadores” y las familias de los jóvenes indocumentados que saben que están “en el camino” para ayudar a miles de personas a “salir de las sombras”.

Por su parte, el también senador estatal Adriano Espaillat, de origen dominicano, dijo que el anuncio del presidente Obama “no sólo es justo sino una buena inversión” en el futuro de Estados Unidos.

Según la New York State Youth Leadership Council, se calcula que actualmente hay unos 146,000 “soñadores” en el estado de Nueva York, como el mexicano Francisco Curiel, quien aseguró hoy que el anuncio de la Casa Blanca “hace los sueños un poco más reales” y son un contundente rechazo a las políticas antiinmigrantes.

“Hoy puedo ver a mi hermana, que tiene 13 años y también es indocumentada, y decirle con confianza que por fin nos dan la bienvenida a casa, que podemos soñar y vivir sin miedo”, afirmó el joven de 18 años, quien dijo que el paso dado por Obama es “lo más valiente” que se ha hecho por los inmigrantes “en dos décadas”.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU), Donna Lieberman, dijo que los cambios representan “un buen paso adelante” hacia una política migratoria que “respeta” a las familias y permite a los neoyorquinos contribuir y formar parte de la sociedad.

“Urgimos al Congreso y a la Casa Blanca a seguir trabajando para arreglar el fallido sistema migratorio a través de una reforma integral”, afirmó Lieberman, quien hizo votos para que se apruebe el proyecto Dream Act, que incluye la legalización de estudiantes indocumentados que llegaron a EEUU antes de los 16 años.