“El PRI siempre ha estado a favor de una mayor participación de mexicanos”

Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del PRI y puntero en las encuestas electorales, dice que corresponderá al próximo Congreso ampliar las opciones de voto de los mexicanos en el extranjero y ofrece crear una policía nacional con exmilitares

Guía de Regalos

“El PRI siempre ha estado a favor de una mayor participación de mexicanos”
Enrique Peña Nieto, candidato del PRI a la presidencia de México. Foto: Notimex

PUEBLA, México – “Me gusta estar con la gente”, dice Enrique Peña Nieto apenas se asoma a un pasillo exterior que lo aleja de una multitud de muchachos que aún lo aclama en el auditorio Siglo XXI de la capital del estado de Puebla, región clave en la geografía democrática del país por su número de votantes.

Minutos antes, el candidato por la alianza Compromiso por México, integrada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) repartió abrazos y se dejó querer por chicas y chicos que se peleaban una foto, una mano, un beso en la mejilla, un guiño que iba dando por entre las butacas, desquiciando al personal de seguridad antes de llegar al estrado donde daría un discurso más de su campaña por la presidencia de México.

Empapado de esa gloria, el candidato de 45 años, puntero en las encuestas extiende su sonrisa hasta llegar a nuestro encuentro justo en el corredor del auditorio que lo separa de las luces y las ovaciones que en el fondo buscan respuestas a la incertidumbre económica, de seguridad, narcotráfico, migración…

¿Cree que voten los mexicanos y particularmente a los que viven en el exterior?, se le pregunta. “Sí veo votando a los migrantes, pero de una forma limitada por el esquema que tiene hoy la legislación y por lo que el horizonte es de sólo 62,000 votantes porque no hay una facilidad mayor para esta participación”.

El candidato de 45 años, extraído de las filas del PRI, se refiere a la imposibilidad legal que tienen los emigrantes mexicanos de votar u obtener una credencial de elector en los consulados o emitir el sufragio por internet.

El Partido Acción Nacional (PAN) culpó a los diputados priistas de oponerse a dictaminar una reforma del voto exterior, pero Peña Nieto lo niega en una frase escueta “el PRI siempre ha estado a favor de una mayor participación de mexicanos”. Dice que a sus correligionarios que lleguen a la siguiente legislatura “les corresponderá hacerlo”.

¿Qué correspondería hacer a Peña Nieto para lograr una reforma migratoria en Estados Unidos? El candidato dice que es un tema en manos del gobierno estadounidense, pero “quiere contribuir a que se logre” y exhorta a los mexicanos en la Unión Americana a darle “mayor impulso”.

“Desde mi gestión haré todo lo que esté a mi alcance para que se materialice en la agenda bilateral”, promete.

Sobre el tema de la seguridad y el crimen organizado, durante la entrevista se le pregunta si sacaría al Ejército de las calles. “No de inmediato: gradualmente el Ejército tiene que regresar a los cuarteles pero eso tiene que ser a partir de que el Estado tenga una mayor capacidad de fuerza policiaca que ya ha crecido y debe seguir creciendo y debe haber condiciones: el Ejército no puede estar de manera permanente si hay una fuerza civil más fuerte”, dijo Peña Nieto.

El presidente Felipe Calderón ha tenido el mismo discurso desde el inicio de su sexenio en diciembre de 2006 a la par de la lucha frontal contra el crimen organizado, pero Peña Nieto idea una fórmula que callaría los reclamos de quienes quieren ver al Ejército fuera de las calles y al mismo tiempo seguir con la lucha.

“Vamos a crear la Gendarmería Nacional que será pedir a parte de la gente del Ejército que ha combatido la inseguridad, que son del orden de 40,000, a que se integren a la fuerza civil”.

Una policía de exmilitares, resume sobre el proyecto contra el crimen organizado y narcotráfico, aunque es contundente en que dará prioridad al combate de homicidios de bajo impacto, secuestro y extorsiones. “Mas focalizado”.

Peña Nieto tiene prisa y da por concluida la entrevista sin hablar de su vida privada. Sin comentarios de sus romances extramaritales antes de casarse con la actriz Angélica Rivera tras la muerte de su primera esposa, su relación con Televisa, sus cinco hijos o su ascenso político con ayuda del exgobernador Enrique Montiel.

“Demasiadas preguntas”, dice poco antes de encaminar sus pasos rumbo a la puerta de salida que lo llevará a buscar más sufragios.