‘Viuda negra’ atrapada en su propia telaraña

Jurado halla culpable a Narcy Novack de orquestar asesinato de su esposo

Guía de Regalos

‘Viuda negra’  atrapada en su propia telaraña
Se desconoce si Narcy Novack subirá a testificar en algún momento como parte del proceso judicial.

White Plains.- Culpables de todos los cargos, excepto el de asesinato y robo de Ben Novack, declaró ayer un jurado, compuesto por ocho hombres y cuatro mujeres, a Narcy Novack y a su hermano Cristóbal Veliz, de 58 años.

Novack, 54 años, en un último gesto de protesta renunció a su derecho a estar presente durante el veredicto, que siguió a través de la megafonía en un cuarto interior. Llamada por el juez Kenneth Karas para que confirmara su decisión se negó a responderle directamente susurrando las respuestas en el oído de su abogado, Howard Tanner, quien se las transmitía en alta voz al juez.

Novack ha mantenido esa actitud como protesta por lo que considera una acusación injusta contra ella y por la misma razón se ha negado a vestir ropa de calle durante los 39 días del juicio, llevando siempre el uniforme naranja del Departamento de Prisiones.

Los hermanos estaban acusados de conspirar para contratar a matones para que golpearan al esposo y a la suegra de Novack, palizas que acabaron con sus vidas. Ben Novack, de 53 años, fue asesinado en el hotel Hilton de Rye Town, en Westchester, el 12 julio 2009 y Bernice Novack, 86, fue asesinada en su domicilio de Fort Lauderdale, Florida, el 4 abril 2009.

A lo largo del proceso se indicó que la idea era incapacitarlos en un crimen de crueldad inusual. A la suegra golpeándola en la boca de tal manera que nunca más pudiera hablar, supuestamente en venganza por su intervención en el matrimonio. Al esposo golpeándole y cortándole los ojos para que nunca más mirase a otra mujer, pero siguiera regentando la empresa dependiendo de su esposa.

Las palizas ocasionaron la muerte de Berenice que desorientada se desangró sin ser capaz de pedir ayuda. Ben, atado y amordazado, se ahogó en su propio vómito tras la brutal paliza.

Novack se había casado en 1991 con su millonario esposo, exitoso hombre de negocios e hijo de los dueños del legendario hotel Fontainebleau de Miami. Los crímenes estuvieron motivados por los celos, la venganza y el deseo de apoderarse de su fortuna. La teoría de la defensa es que los crímenes fueron orquestados por May Abad, hija de Narcy e hijastra de Ben, quien ahora recibirá $150,000 y sus hijos el resto de la herencia valorada en unos $7 millones.

El fiscal Preet Bharara emitió un comunicado calificando los crímenes como “horribles y sádicos… motivados por la codicia”. Asimismo señaló que “durante dos años intentaron cubrir sus huellas tratando de matar a un testigo esencial, todo ello mientras Narcy Novack intentaba apoderarse de la herencia de su esposo”.

La sentencia que puede ir desde 25 años a cada perpetua se conocerá el primero de noviembre.