Fernando Lugo garantiza tranquila sucesión

Acata la destitución del Senado y evade cualquier intento de convocar a los sectores campesinos que lo apoyan
Fernando Lugo garantiza tranquila sucesión
El presidente de Paraguay, Fernando Lugo acata la destitución del Senado.
Foto: Notimex

Asunción.- El ex presidente Fernando Lugo afirmó que acata la destitución del Senado, garantizó una tranquila sucesión del poder y evadió cualquier intento de convocar a los sectores campesinos que lo apoyan a enfrentarse con las autoridades de policía que protegen en este momento el edificio del Congreso.

Aunque tranquilo y sereno, en su última alocución presidencial repudió el juicio adelantado en el Senado y dijo que la democracia quedó “herida” porque sus principios fundamentales fueron “transgredidos”.

“Esta noche salgo por la puerta más grande de la patria”, dijo. “Por la puerta del corazón de mis compatriotas”.

En tiempo récord y con abrumadora mayoría, el Senado destituyó a Lugo en medio de protestas de simpatizantes del mandatario y críticas de la comunidad internacional sobre el procedimiento.

“Terminó el circo”, dijo el ex ministro del Interior de Lugo, Rafael Filizzola, senador del socialista País Solidario, quien en un último intento por salvar la destitución de Lugo pidió 72 horas de receso. Pero su propuesta fue rechazada.

Lugo se mantuvo casi cuatro años en el poder pese a las críticas de sus detractores y el padecimiento de un cáncer linfático.

Lugo fue destituido en una sesión que se extendió por cinco horas y menos de un día después de que la Cámara de Diputados solicitó un juicio político en su contra por mal desempeño de sus funciones.

La votación fue de 39 a favor, 4 en contra y 2 ausentes de los 45 senadores que integran la Cámara Alta.

Los simpatizantes del ex mandatario escucharon los votos de los senadores a través de altoparlantes en la plaza. Abuchearon a todos los que votaron por la condena al presidente Fernando Lugo y aplaudieron los que votaron por la absolución.

Una vez finalizada la sesión y conocida la sentencia de condena la reacción de la multitud fue de rabia e indignación. Cánticos que decían, “Disolución” y “Lugo presidente, Lugo presidente”, fueron vitoreados por los manifestantes. Algunas mujeres angustiadas rompieron en llanto.

Pero los nervios llevaron a los manifestantes a romper la paz al lanzar una de las vallas metálicas de seguridad al piso, en ese momento los policías activaron los carros hidrantes, lanzaron gases lacrimógenos y dispararon los balines de goma al aire. Algunos manifestantes empezaron a arrojar algunas piedras hacia los policías que resguardaban el congreso mientras la mayoría corrió hacia distintas direcciones alejándose de la plaza y dispersándose.

Después de unos minutos, la situación volvió a la calma y paulatinamente la gente volvió a la plaza mas organizados y con más tranquilidad. Retomaron los cánticos y a izar banderas en el escenario montado en el centro de la plaza.

El comisario Walter Vázquez informo que hasta el momento no hay detenidos ni tampoco personas que hayan hecho denuncia por heridas.