Exigen una moratoria a embargos en California

Pero autoridades dicen que es mejor ampliar el acuerdo hipotecario
Exigen una moratoria a embargos en California
Decenas llegan al Capitolio a exigir una moratoria por tres años a todos los embargos y desalojos en California para salvar casas, familias y comunidades.
Foto: Araceli Martínez Ortega / La Opinión

SACRAMENTO.- Decenas de activistas del movimiento contra las corporaciones Occupy, propietarios de casas y miembros de varias iglesias llegaron al Capitolio para demandarle al gobernador de California, Jerry Brown, a la procuradora Kamala Harris y a los legisladores que declaren una moratoria inmediata por tres años a los embargos.

El documento entregado en la Oficina del Gobernador indica que casi dos millones de californianos han perdido sus casas desde 2008 y que para este año se proyectan unos 500 mil embargos adicionales.

“Nueve de las 10 comunidades metropolitanas que tienen las tasas más altas de embargos se localizan en California”, señala. Eso sin mencionar que en mayo pasado el estado encabezó a nivel nacional el número más alto con 42,243 nuevas solicitudes de embargos.

Indica además que los californianos han perdido 424 mil millones de dólares en riqueza debido al descenso del valor inmobiliario desde 2008, mientras que los gobiernos locales han dejado de percibir 17 millones de dólares en ingresos.

“Estamos enojados de como a los bancos se les ha dado cientos de miles de millones de dólares del dinero de los contribuyentes, pero continuamos lanzando a millones de familias fuera de sus casas en vez de realizar modificaciones accesibles a los préstamos”, dijeron los manifestantes en un comunicado.

Al mismo tiempo que los propietarios de casas demandaban un alto a los embargos en California, un análisis del no lucrativo Centro para Préstamos Responsables (CRL) con sede en Oakland revela que más del 80% de quienes recibieron modificaciones en sus préstamos en 2010 están al corriente con sus pagos a pesar de que la recesión aún no termina.

No obstante, casi 700 mil propietarios de casa en California continúan en riesgo de embargo o incumplimiento de pagos, siendo los latinos y afroamericanos que ganan entre 42 mil y 120 mil dólares al año los que tienen las tasas de morosidad más elevadas -con alrededor de 10.1% y 11.1% respectivamente-.

“Los legisladores de California tendrán muy pronto la oportunidad de ampliar las reformas clave del Acuerdo Nacional Hipotecario a todos los prestamistas de California”, dijo Paul Leonard, director de CRL.

Agregó que los legisladores tienen una oportunidad histórica de superar una intensa oposición de los grandes bancos y asegurar que todos los californianos tengan una oportunidad justa en las modificaciones de préstamos.

Esto a partir de que en Sacramento, los legisladores votarán entre este miércoles y la semana que entra sobre el futuro de un paquete de proyectos de ley dirigidos a ampliar en California partes del acuerdo nacional hipotecario logrado en marzo pasado.

Las últimas seis semanas han sido de intensas negociaciones entre los bancos, legisladores, la procuradora general y grupos de consumidores.

Básicamente esos proyectos de ley buscan que los propietarios de casa que solicitan una modificación en sus préstamos obtengan una justa consideración antes de que comience el proceso de embargo.

“California necesita una respuesta urgente a la crisis de los embargos que continúa dañando a nuestras comunidades. Pero mejor que una moratoria, estamos enfocados en aprobar el Acta de Derechos de los Propietarios de Casas -un esfuerzo amplio para hacer que las hipotecas en este estado sean más justas- y ayudar a los dueños de vivienda a retener sus hogares”, dijo Shum Preston, director de comunicaciones del Departamento de Justicia.