Maestro Pirlo dicta cátedra

El italiano deslumbra con su futbol y más con su inteligencia
Maestro Pirlo dicta cátedra
Andrea Pirlo es el cerebro en el medio campo de Italia.
Foto: AP

KIEV, Ucrania (AP).- A lo largo de 120 minutos, Andrea Pirlo enloqueció a Inglaterra con su habilidad y su criterio para distribuir el balón, manejando él solo los hilos del partido con Italia por los cuartos de final de la Eurocopa, al que impuso su ritmo personal.

Luego, a la hora decisiva, con la adernalina a mil en la definición por penales, Pirlo volvió a imponer su sello con un remate suave y bombeado al centro que engañó totalmente al guardameta Joe Hart, quien hizo el ridículo tirándose a su derecha mientras la pelota ingresaba en cámara lenta por el medio.

“Vi que el arquero estaba muy acelerado, por eso le pegué así. Es lo más fácil”, explicó Pirlo.

“A partir de ese momento los ingleses se sintieron incómodos”.

De hecho, los ingleses fallaron sus dos penales siguientes.

El de Ashley Young se estrelló en el travesaño y Gianluigi Buffon atajó brillantemente el tiro de Ashley Cole.

En el segundo partido de la fase inicial, Pirlo anotó a Croacia con un delicado tiro libre que se coló junto al palo que cubría la barrera.

Lleva 87 partidos con la selección, en los que anotó 10 goles.

El jueves, Pirlo volverá a enfrentar a una Alemania que seguro recuerda bien el pase que le dio a Fabio Grosso para que anotase en tiempo extra en la final del Mundial 2006 que Italia ganó 2-0.

Seis años después, los pases de Pirlo conservan la misma precisión y belleza.