Eric Holder defiende derechos civiles de minorías

El procurador defendió su posición contra la ley de Arizona y aseguró que trabajará para asegurar que esto no se convierta en “una licencia para permitir el perfil racial”.
Eric Holder defiende derechos civiles de minorías
El procurador general de justicia Eric Holder no quiso comentar sobre el desacato ni el fallo del Tribunal Supremo a favor de la reforma de salud.
Foto: Migdalia Fernández. / La Prensa

Orlando – El procurador general de justicia de EEUU, Eric Holder, declaró ante un almuerzo en la conferencia nacional de LULAC que “la puesta en práctica de los derechos civiles nunca había sido tan fuerte como hoy día”.

Holder, que enfrenta cargos por desacato de parte del Congreso sobre el caso llamado Rápido y Furioso, además defendió su posición contra la ley de Arizona y aseguró que trabajará para asegurar que esto no se convierta en “una licencia para permitir el perfil racial”.

” Estoy comprometido a continuar la tradición americana basada en leyes y compuesta por una diversidad de razas y culturas inmigrantes”, dijo Holder, cuyo Departamento de Justicia federal ha sometido una demanda contra Joseph M. Arpaio, el alguacil controvertido del condado Maricopa, en Arizona, por violar los derechos civiles de hispanos.

“América es un país de inmigrantes y de diversidad. (El presidente) Barack Obama y yo somos prueba de esto”, comentó Holder, orgulloso de ser el primer afroamericano a cargo del Departamento de Justicia federal.

El fiscal general Holder añadió que su oficina también apoya el ‘Dream Act’. Sin embargo, no quiso opinar sobre el fallo del Tribunal Supremo hoy a favor de la reforma de salud de Obama.

La Operación Rápido y Furioso permitió el trasiego ilegal de más de 2,000 armas a México en 2010. Holder es acusado, tras esfuerzos infructuosos por lograr un acuerdo con legisladores, respecto a qué documentos entregar al Congreso, relacionados con esta Operación.

El director ejecutivo de LULAC, Brent A. Wilkes, declaró la oposición de su organización al desacato. Wilkes asegura que la orden sería como un golpe de estado contra los avances hacia la igualdad y la defensa de los derechos civiles de los hispanos y de los inmigrantes que se han logrado desde que Holder está en este puesto.

“LULAC se opone a esa decisión, ya que Holder ha ayudado muchísimo a cuidar de los derechos de los latinos y otras minorías en los Estados Unidos”, dijo Wilkes, asegurando que el que debería tener una orden de desacato sería el Rep. Darrell Issa (R-Calif), quien preside el comité de la Cámara de Representantes que cuestionó a Holder.