Refugiados de incendio colman albergues en Colorado (Fotos)

Cuadrillas de bomberos trataban de salvar del fuego una academia de la Fuerza Aérea estadounidense, mientras miles de residentes clamaban por conocer la suerte que corrieron sus viviendas el miércoles después que una noche de horror obligó a la evacuación del área a causa de un voraz incendio forestal que arrasaba partes de Colorado Springs.
Refugiados de incendio colman albergues en Colorado (Fotos)
Más de 30,000 personas han quedado desplazadas por el incendio.
Foto: AP / The Colorado Springs Gazette

COLORADO SPRINGS, Colorado (AP) — Cuadrillas de bomberos trataban de salvar del fuego una academia de la Fuerza Aérea estadounidense, mientras miles de residentes clamaban por conocer la suerte que corrieron sus viviendas el miércoles después que una noche de horror obligó a la evacuación del área a causa de un voraz incendio forestal que arrasaba partes de Colorado Springs.

Más de 30,000 personas han quedado desplazadas por el incendio, entre ellas miles que empacaron sus pertenencias en medio del pánico el martes por la noche cuando las llamas se propagaron a los vecindarios en las colinas del oeste y norte de la segunda ciudad de Colorado.

Un incendio forestal en el Waldo Canyon obligó a miles de personas a evacuar sus casas y acudir a albergues de la Cruz Roja, luego que fuertes vientos llevasen las llamas hacia los suburbios occidentales de Colorado Springs.

Incendio en Colorado

Entre los que se refugiaron estaba Simone Covey, una madre de 26 años con tres hijos. Desamparada, Covey había estado cuidando el apartamento de su hermana cerca del parque Garden of the Gods cuando las autoridades le dijeron el domingo que tenía que irse.

“El cielo estaba rojo, el viento soplaba muy fuerte y había ascuas cayendo del cielo”, dijo Covey en el albergue de la Cruz Roja en el gimnasio de baloncesto en la Escuela Secundaria Cheyenne Mountain. “No tuve tiempo para pensarlo. Estaba tratando de mantener calmados a mis hijos”.

Con la familia a cuestas, Covey arribó al albergue y puso juntos varios catres estilo militar para mantener a sus hijos cerca.

Libros infantiles, ositos de peluche y otros juguetes donados estaban esparcidos en mantas con el emblema de la Cruz Roja. Los niños de Covey, de 3, 5 y 6 años, retozaron en albercas en las afuera del albergue para aliviarse del calor.

Y sin lugar adonde ir, Covey planeaba pasarse otra noche allí.

“Definitivamente es algo diferente. Es ruidoso, pero aparte de eso, no está tan mal”, dijo.

Agregó que esperaba conseguir una habitación en un motel muy pronto — pero confesó que la situación monetaria “no está bien en estos momentos”.

La portavoz de la Cruz Roja Catherine Barde dijo que 159 personas se quedaron en el albergue en Cheyenne Mountain el martes por la noche, y 148 estaban en otros albergues.

El calor y las llamas que amenazan la segunda ciudad de Colorado eran demasiado intensos el miércoles por la noche para que las autoridades evaluaran los daños.

Mientras tanto, la Casa Blanca anunció que el presidente Barack Obama recorrerá el viernes las áreas afectadas por el fuego en Colorado y agradecerá a los bomberos que luchan contra el avance de las llamas de los peores incendios que se hallan registrado en el oeste estadounidense en décadas.

No se sabe todavía cuántas casas han sido destruidas por el incendio que ha obligado a evacuar a más de 32,000 residentes, dijo el director de emergencias de Colorado Springs, Brett Waters. Entre los evacuados el martes por la noche estaban los residentes en la Academia de la Fuerza Aérea.

Se anticipaban tormentas cerca del lugar para las próximas horas, pero el comandante Rich Harvey dijo que podían desencadenar vientos imprevisibles, perjudiciales para los esfuerzos de los bomberos que trabajan cerca de la ciudad de 419,000 habitantes.

Harvey dijo que el incendio estaba contenido apenas en un 5%.

Durante días los bomberos se han desempeñado bajo un intenso calor en medio de incendios provocados por una prolongada sequía. La mayor parte del territorio de Utah, Colorado, Wyoming y Montana estaban en alerta roja, lo que significa peligro extremo.

La nación está experimentando “una ola de intenso calor además de una tendencia al calentamiento de décadas”, dijo Derek Arndt, titular de control climático en el Centro Nacional de Datos Climáticos en Asheville, Carolina del Norte.

En otro sector de Colorado, el incendio de High Park había destruido 257 viviendas, informaron las autoridades. Ese siniestro fue ocasionado por relámpagos el 9 de junio.