Republicanos enojados con fallo de Corte Suprema

Legisladores del partido de Mitt Romney esperaban que los ministros echaran abajo el Obamacare argumentando una violación a la libertad individual.
Republicanos enojados con fallo de Corte Suprema
El líder de la Cámara baja, el republicano John Boehner, declaró que convocará a una votación sobre Obamacare.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- En un fallo dividido e histórico, la Corte Suprema decidió mantener la legislación del Affordable Care Act, conocida como Obamacare, con ciertos límites.

En el veredicto, el mandato de comprar seguro médico sobrevivió entendido como un nuevo impuesto. El tribunal lo interpretó como constitucional. En cuanto a la expansión de Medicaid, la provisión sobrevivió con limitaciones. En resumen, la legislación completa, pasó la prueba de la Corte.

Varios líderes republicanos han interpretado el fallo, como apolítico, enfatizando la necesidad de que sea el Congreso el encargado de eliminar la medida. El Presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH), indicó que el próximo 9 de julio votarán para rechazar la medida.

Los republicanos en la asamblea cuentan con un voto de mayoría, sin embargo, la medida no pasará de ser una declaración política, ya que el Senado, de mayoría demócrata, no apoyará esta postura.

En su primera reacción al veredicto, el candidato republicano, Mitt Romney, aseguró que la ley “era equivocada ayer y lo es hoy”. “Es un destructor de trabajos. Es tiempo que los estadounidenses tomen una opción. ¿Están cómodos con más déficit fiscal y un gobierno más grande? O ¿quieren volver al tiempo en que pueden tomar sus propias decisiones? Necesitamos reemplazar al Presidente Obama”, enfatizó.

Por su parte, la congresista Michele Bachean, lideró a diversos legisladores miembros de Tea Party, quienes salieron a alentar al público afuera de la Corte Suprema. “No tenemos opción. Tenemos que terminar este trabajo en el Congreso y en la Casa Blanca. Estamos en un punto decisivo en la historia del país. Esta es la expansión más grande del gobierno que hemos vivido”, dijo.

Los nueve jueces se concentraron en debatir tres puntos. La constitucionalidad del mandato impuesto por la ley para comprar seguro de salud y si éste implica un nuevo impuesto; si el resto de la ley se mantiene en caso de eliminar el mandato y finalmente, la legalidad sobre la expansión de Medicaid, incluida en la reforma.

Ahora, para 2014, más de 30 millones de estadounidenses podrán acceder a cobertura médica, a través de los subsidios del gobierno. De acuerdo a cifras del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), actualmente 16 millones de hispanos no están protegidos. De ellos, cerca de 9 millones, accederán a cobertura en 2 años.

En cuanto a la expansión de Medicaid incluida en la reforma de salud, ésta amplía la cobertura a todas las personas con un ingreso por hogar de hasta 133% del nivel de pobreza, a partir de 2014. Es decir aproximadamente 14,850 dólares para individuos y 30,650 dólares por una familia de 4 personas. Cifras del gobierno indican que cerca de 6 millones de hispanos se beneficiarán con la expansión.