Paraguay rechaza la suspensión de Unasur

Gobierno de Franco 'evaluará continuar en ese bloque suramericano'
Paraguay rechaza la suspensión de Unasur
El nuevo presdiente de Paraguay, Federico Franco.
Foto: AP

ASUNCIÓN, Paraguay (EFE).— El Gobierno de Paraguay dijo ayer que “no acepta” la decisión tomada ayer mismo por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de suspenderle temporalmente y advirtió de que “evaluará, conforme a sus legítimos derechos e intereses, su continuidad” en el bloque suramericano.

En un comunicado, la Cancillería denunció que la suspensión ha “sido adoptada al margen de las disposiciones” del tratado constitutivo de la Unasur y se ha tomado “sin sustento jurídico alguno”.

“Ninguna norma vigente autoriza a excluir a un Estado miembro, o sus representantes, de las reuniones de Unasur”, por lo que el Gobierno paraguayo “exige que se señale concretamente la disposición que le sirvió de fundamento”.

El Ejecutivo de Federico Franco asumió el poder en Paraguay el pasado día 22, tras la destitución de Fernando Lugo por el Parlamento.

Lo ocurrido llevó ayer a la Unasur y al Mercosur a suspender a Paraguay hasta las próximas elecciones, previstas en abril de 2013.

La Cancillería reafirmó que en Paraguay “no se dio ni existe ruptura del orden democrático”, como argumentaron sus vecinos y expresó su “preocupación y alerta a la comunidad internacional sobre el procedimiento utilizado en este caso, el cual se ha basado principalmente en emociones políticas, soslayando el derecho internacional”.

“La decisión adoptada debilita y desvirtúa lo establecido en el Tratado Constitutivo de Unasur, y es, categóricamente, ilegal e ilegítima”, mantuvo.

A Paraguay, agregó, “se le aplica, una vez más, para encubrir medidas irregulares que tendrán consecuencias negativas en la población nacional, la frase tristemente célebre de que esas medidas ‘no son contra el pueblo paraguayo sino contra el Gobierno del Paraguay'”, censuró.

“Ante estos sucesos, la República del Paraguay evaluará, conforme a sus legítimos derechos e intereses, su continuidad en la Unión de Naciones Suramericanas”, amenazó.

En otro comunicado emitido ayer, el Gobierno de Franco calificó también de ilegal la decisión del Mercosur, pero dijo que tomaría las acciones “que correspondan para dejarla sin efecto”, al tiempo que deploró la incorporación de Venezuela antes de ser ratificada por Paraguay.