Ahora viajan gratis a bordo de Metro

Miles se benefician con una nueva medida del sistema de transporte de Los Ángeles
Ahora viajan gratis a bordo de Metro
Tommy Díaz recibió con beneplácito el inicio del programa piloto Jóvenes en Movimiento, el primero de su tipo en el pais.
Foto: milio Flores / La Opinión

Todos los días Tommy Díaz debe pedalear 16 millas de Downey a Cerritos College, donde cursa la carrera de arquitectura; las tiene bien contadas porque son un obstáculo para obtener un título universitario y dejar atrás una vida de altibajos que pasó alejado de sus padres.

“A veces me canso, pero me digo: ‘Quiero salir adelante'”, comenta el chico de 20 años, quien creció en casa de sus abuelos, en Long Beach, dentro del sistema de Hogares de Crianza del condado.

Díaz, quien ahora trabaja para solventar sus estudios, recibió ayer una noticia que lo ha motivado para no dejar la universidad: fue seleccionado como uno de los dos mil muchachos emancipados que viajarán gratuitamente en el sistema de transporte de Los Ángeles.

El programa piloto Jóvenes en Movimiento, el primero en su tipo en el país, ofrecerá por un año -con la esperanza de extenderse- traslados sin costo en trenes y autobuses de la Agencia Metropolitana de Transporte (Metro) a todos aquellos que participan en el Programa de Jóvenes Autosuficientes del condado.

“Es una bendición”, expresó Norma Lathan, una afroamericana que, después de salir de un hogar de crianza, ha vivido en un refugio. Ahí le advirtieron que si encontraba trabajo dejaría de recibir un subsidio para el transporte colectivo.

“Ahora puedo ir a trabajar y a la escuela sin gastar mi dinero. También puedo visitar a mis amigos, porque muchos viven lejos”, celebró Lathan.

Cada año, unos mil 800 emancipados se deben enfrentar a una metrópoli donde generalmente se recorren grandes distancias para ir al trabajo, la escuela o ambos. Adquirir un vehículo, según estudios, equivale a un gasto anual de unos 11 mil dólares.

“Es un programa vital que les prove oportunidades de transporte que les permite ir al trabajo, encontrar un lugar donde vivir, ir a la escuela, como todos los demás que tienen estas oportunidades teniendo una familia”, dijo el supervisor Michael Antonovich, promotor de dicha iniciativa.

“Esperamos que cada condado y ciudad en Estados Unidos siga este programa para asegurar que estos jóvenes puedan convertirse en miembros productivos de nuestra comunidad, que desesperadamente necesita líderes para el futuro”, agregó el funcionario.

En junio, unos 20 chicos en hogares de crianza recibieron pases gratuitos de Metro, como preámbulo al programa “Jóvenes en Movimiento”. Todos sus beneficiarios, quienes recibieron una tarjeta TAP con su fotografía, son autosuficientes, tienen empleo, están buscando trabajo o continúan estudiando.

Metro analizará el uso de las tarjetas para determinar el éxito del programa.

“Me siento muy feliz, siento que me quieren ayudar”, dijo Díaz. “No me daré por vencido”.