Colorado se enfría mientras otros incendios crecen

El fuego en otras partes del oeste del país continúan devorando pinos y arbustos.
Colorado se enfría mientras otros incendios crecen
Gobierno de Trump está al ataque contra los estándares para aumentar rendimiento de gasolina (Foto: archivo)
Foto: AP

DENVER (AP) La caída de lluvia enfrió hoy incendios forestales de Colorado, pero más de una decena de incendios en otras partes del oeste del país continúan devorando pinos y arbustos completamente secos mientras, bomberos que trabajan durante el día feriado por la conmemoración de la Independencia nacional vigilan nerviosamente el uso de fuegos artificiales y otras amenazas.

Los incendios forestales en Wyoming, Utah y Colorado lanzaron humo a la región más poblada de Colorado, conocida como Front Range, motivando alertas sanitarias por la calidad del aire mientras bomberos advertían sobre incendios nacientes en zonas menos pobladas.

En Colorado Springs hubo buenas noticias en el combate contra el incendio más destructivo en la historia del estado.

Lluvias ligeras que cayeron anoche ayudaron a calmar el incendio de Waldo Canyon, el cual ha quemado 72 kilómetros cuadrados (28 millas cuadradas), matado a dos personas y destruido casi 350 casas. Bomberos pronosticaron que el incendio sería contenido por completo para el domingo, al pronosticarse más lluvia, temperaturas más bajas y humedad más alta durante el fin de semana.

El pronóstico no fue tan amable en el este de Montana, donde un incendio de 984 kilómetros cuadrados (380 millas cuadradas) en el Bosque Nacional Custer estaba engullendo pinos y cedros con la ayuda ráfagas de viento. El incendio ha quemado 16 casas.

Los bomberos consideran que el incendio tiene potencial “extremo” de crecer, con pronóstico de ráfagas de viento de hasta 72 kph (45 mph). Se espera que la temperatura alcance 37,7 Celsius (100 Fahrenheit).

Mientras continúan los esfuerzos de los bomberos, se canceló el uso de fuegos artificiales en toda la región. Funcionarios de Colorado pidieron que no se utilizaran en las celebraciones desde Fort Collins hasta Colorado Springs, y agentes del orden público estaban advirtiendo sobre multas altas a quienes violen las prohibiciones.

Residentes en algunas áreas áridas se estaban uniendo a la policía. En un barrio de Colorado Springs, un letrero improvisado decía, “ADVERTENCIA:¡Cualquier persona que use o permita el uso de fuegos artificiales en este barrio será tratado con dureza!¡Y no sólo por parte de la policía!”.

El Centro Nacional Interinstitucional de Bomberos en Boise, Idaho, el cual coordina los esfuerzos contra incendios forestales en todo el país, señaló que hoy había 45 incendios grandes, incluidos 36 en los estados del oeste. Tan sólo en Colorado, tres incendios han destruido más de 600 casas y matado a seis residentes.