La nueva ley de transporte beneficia a LA

Permitirá invertir en proyectos de infraestructura y generará empleos

WASHINGTON, D.C.- En el Capitolio, se especula que es la última legislación significativa este año. La nueva ley de transporte, será promulgada por el Presidente Barack Obama, hoy viernes, y promete mantener proyectos de construcción, así como empleos en California y a nivel nacional. Sin embargo, varios grupos políticos y asociaciones, esperaban más de la medida.

Cerca de las 3 de la tarde el mandatario estampará su firma, durante una ceremonia en la Casa Blanca, que incluirá a trabajadores de la construcción y estudiantes, en un claro esfuerzo por enviar un mensaje al público estadounidense.

Tras meses de negociaciones en el Congreso. La nueva ley de transporte, de 105,000 millones de dólares, extenderá el financiamiento de proyectos de construcción en Estados Unidos, hasta septiembre de 2014.

Legisladores estiman que salvará o creará cerca de 3 millones de empleos. Asimismo, la legislación incluyó un apartado, que impedirá que las tasas de interés de créditos universitarios se dupliquen durante un año, afectando a más de 7 millones de alumnos.

“Esta medida le da un impulso a la economía, por medio de la reconstrucción de nuestros puertos y carreteras”, dijo la senadora Bárbara Boxer (D-CA) una de las principales artífices de la ley.

“La ley le da más autoridad y flexibilidad a los estados para decidir sus prioridades de financiamiento y eliminar o consolidar planes que son duplicativos”, aseguró el senador James Inhofe (R-OK).

Uno de los puntos que más afectará a California, es la expansión de los recursos de un programa de crédito federal para el Financiamiento e Innovación en Infraestructura de Transporte (TIFIA), que respalda proyectos elegibles de importancia nacional y regional, donde el gobierno ofrece diferentes tipos de crédito. Ahora TIFIA crecerá en alrededor de 900 millones de dólares, llegando a 1,000 millones hasta 2013.

Uno de los planes que se espera sea beneficiado con el nuevo proyecto de ley es la iniciativa 30/10 o “América avanza rápido” en Los Ángeles. Esta pretende acelerar el plan local de la ciudad, de 40 mil millones de dólares, para ampliar redes de trenes y autobuses expresos. Es decir, completar lo que se hubiera logrado durante 30 años, en sólo 10.

El alcalde Antonio Villaraigosa, dijo que “hoy celebramos las inversiones, de sentido común, que se están haciendo en favor del futuro de este país”, y agregó que esta ley permitirá que al menos tres millones de personas vuelvan a trabajar construyendo la parte básica de nuestra infraestructura”.

Para Donna Cooper, economista del Centro para el Progreso Americano, la ampliación de TIFIA es uno de los aspectos más positivos de la ley. Pero, en su opinión, los recursos del programa, podrían haber sido considerablemente mayores, si el ambiente político lo hubiera permitido. “En lugar de 1,000 millones, se podría contar con 10,000”, aseguró.

Respecto a los aspectos generales de la ley “es una decepción. Mantiene los niveles de financiamiento a nivel nacional que teníamos hace 5 años, lo que implica que la infraestructura del país empeorará, ya que cada año, se requiere de más dinero”, explicó.

“También perpetua las fórmulas del pasado de asignación de fondos para los estados, que se basan más en política, que en necesidad. Estados como Alaska, recibirán más fondos que California, a pesar que las urgencias de infraestructura, son mucho mayores en este estado”, agregó.

Por otra parte, para Peter Fontanes, ex presidente de Asociación Nacional Hispana de Construcción (NHCA), la ley no reporta mayores ganancias para los latinos, ya que la distribución de fondos a nivel estatal, requiere de la presión que puedan ejercer organizaciones fuertes a nivel local. “No encontramos esto por parte de los hispanos”, comentó.

“Me hubiera gustado ver específicamente un tipo de programa que aumentara los trabajos. Pero no lo hay. En general, la esencia de la ley está en cómo distribuir el dinero disponible. Nada más”, aseguró.

“Creo que el mayor beneficio para la comunidad latina es el área de los préstamos estudiantiles y no la construcción”, dijo la actual presidente de NHCA, Maria Patricia Corrales.

Otro grupo que no está contento con la nueva legislación, son organizaciones en pro de los derechos de los ciclistas y peatones, ya que fueron precisamente estas áreas, las que sufrieron mayores cambios en la asignación de los fondos.