En EEUU no confirman muerte de mexicano por agentes fronterizos en Texas

“El gobierno mexicano está confirmando la muerte de un individuo”, dijo el vocero de la Patrulla Fronteriza para el sureste de Texas, Enrique Mendiola.Mendiola. “Nosotros no estamos confirmando esa información”, añadió

En EEUU aún no confirman muerte de mexicano por agentes fronterizos

Dallas – Las autoridades estadunidenses señalaron hoy que no se ha relacionado el incidente en el que agentes fronterizos dispararon al ser atacados el pasado sábado en Brownsville, con un cuerpo con heridas de bala encontrado en México.

La relación entre ambos hechos “es algo que no se ha confirmado”, dijo a Notimex el vocero de la Patrulla Fronteriza para el sureste de Texas, Enrique Mendiola.

“El gobierno mexicano está confirmando la muerte de un individuo”, dijo Mendiola. “Nosotros no estamos confirmando esa información”, indicó.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI), encargada de la averiguación oficial sobre el incidente, investiga hasta ahora sólo “un intento de asalto a un agente federal”, informó un vocero de la corporación.

El pasado sábado, dos agentes fronterizos dispararon en la margen norte del río Bravo, cerca de uno de los puentes internacionales que unen a Brownsville con la comunidad limítrofe de Matamoros, luego de que uno de ellos fuera presuntamente atacado a pedradas y otro amenazado por un hombre que le apuntó con un arma.

Los agentes notificaron del incidente a sus superiores, pero dijeron desconocer si habían herido a alguna persona, ya que los presuntos atacantes habían huido o se encontraban en el lado mexicano de la frontera.

Poco después del incidente, autoridades mexicanas localizaron el cuerpo de Juan Pablo Pérez Santillán, en la misma área, pero del lado mexicano del Río Bravo.

Para las autoridades mexicanas no existe duda de que las balas disparadas por uno de los agente fronterizos provocaron la muerte de Pérez Santillán, de 29 años y residente de Matamoros, Tamaulipas.

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), condenó incluso el incidente al emitir un día después de los hechos, un comunicado en el que lo califica como un acto de “uso desproporcionado de la fuerza letal”.

México demandó a las autoridades estadunidenses a través de canales diplomáticos y en el comunicado del pasado domingo “una investigación exhaustiva de los hechos, que deberá llevarse hasta sus últimas consecuencias”.

La Patrulla Fronteriza detuvo luego del incidente a tres mexicanos, incluyendo a una mujer y un menor de edad. Mendiola, el vocero de la corporación, informo que los tres continúan bajo custodia en calidad de testigos.

El cónsul de México en Brownsville, Rodolfo Quilantan, dijo que el personal del consulado ya entrevistó a los tres detenidos para ofrecerles la asistencia necesaria y que lo mismo se hizo con la familia de la víctima.

De acuerdo con la familiares de la víctima en México, uno de los detenidos como testigo por la Patrulla Fronteriza, sería Diego Pérez Santillán, de 14 años, hermano del joven muerto y cuyo cuerpo fue sepultado e lunes pasado en Matamoros.