No te dejes engañar por fraudes en ‘escuelas de oficios’

Hace dos semanas di unos ejemplos de los fraudes cometidos por las famosas “escuelas de oficios”. Los engaños ocurren porque hay personas sin escrúpulos que se aprovechan de la inocencia de otros que ignoran información sobre los préstamos escolares. Como en todos los timos, el objeto de los estafadores aquí es conseguir el dinero del préstamo y dejar que el alumno “pague el pato”.

Ahora bien, ¿cómo se puede saber si una escuela es legítima o no? Si usted está contemplando obtener un préstamo para estudiar, o si conoce a alguien que lo va a hacer, ponga atención a la siguiente lista de señales que puedan indicar que el préstamo sea fraudulento.

— “No hay duda de que consiga usted el préstamo.” Si le dicen que es seguro que va a conseguir el dinero para estudiar, es probable que sea un fraude.

— “Después de terminar el curso, le garantizamos que encontrará trabajo.” De igual manera, nadie puede garantizar que consiga trabajo después de graduarse. Este es un anzuelo peligroso. No lo muerda.

— “Nosotros nos encargamos de todo.” Para conseguir un préstamo o una beca para estudiar, usted mismo tiene que rellenar y firmar la solicitud. Nadie lo debe hacer por usted porque la información entregada es personal.

— “Para iniciar el proceso sólo necesitamos su número de Seguro Social.” Nunca le dé a nadie su número de Seguro Social sin saber dónde, cómo y para qué va a ser usado.

— “Decida usted rápido, antes de que se acaben las becas.” No tome decisiones importantes apresuradamente sin pensar en las consecuencias. Si le dicen que tiene que tomar una decisión rápida, probablemente es un fraude. Recuerde, el derecho de consultar con la almohada es sagrado.

— “No importa que los papeles estén en inglés. Le enviamos la traducción después.” Si usted no habla ni lee inglés, no firme documentos escritos en ese idioma, a menos que le den una traducción antes de firmar.

— “Sólo necesitamos que pague por adelantado los gastos del préstamo.”Cuando el préstamo es genuino no se necesita pagar nada antes de presentar una solicitud. Los gastos se pagan después, cuando el banco entrega el dinero del préstamo a la institución de estudios.

En el próximo artículo se expondrán los posible remedios que uno tiene si ha caído víctima de esta clase de estafa y a donde ir para reportar posibles fraudes.