Obama: economía y familias sufrirán si no se reducen impuestos

Presidente alega que dejar que las rebajas fiscales expiren a final de año “sería un duro golpe para nuestra economía en un momento en el que necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir”
Obama: economía y familias sufrirán si no se reducen impuestos
Obama sostiene que más familias se beneficiarían de mantenerse los recortes en los impuestos.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

Washington – El presidente de EE.UU. y candidato a la reelección, Barack Obama, alertó hoy que no extender las rebajas fiscales a la clase media supondrá un “golpe” para muchas familias y para la recuperación de la economía nacional.

Durante un mitin en Cedar Rapids, en Iowa, el presidente volvió a defender la propuesta que lanzó ayer, que consiste en que los recortes de impuestos aprobados durante el Gobierno de su antecesor, George W. Bush, y que vencen en diciembre, se prorroguen por un año, pero solamente para las familias que ganan menos de $250,000 anuales.

Dejar que esas rebajas fiscales expiren a final de año “sería un duro golpe para nuestra economía en un momento en el que necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir” para la recuperación, enfatizó Obama.

También reiteró que esas ventajas fiscales no deben ser renovadas para los ciudadanos que como él y su probable rival republicano en las elecciones de noviembre, Mitt Romney, se pueden “permitir” pagar más impuestos.

Obama lleva defendiendo durante varios meses un aumento de impuestos para los más ricos y el mantenimiento de las ventajas fiscales para la clase media como fórmula para reactivar la economía y el consumo y hacer frente al abultado déficit público.

Ayer el presidente lanzó una ofensiva para presionar al Congreso y lograr que al menos durante 2013 sigan vigentes los recortes de la era Bush para las rentas inferiores a $250,000 anuales.

“Creo que podemos hacer progresos ahora (…) Por eso estoy luchando y por eso pido un segundo mandato”, enfatizó Obama ante cientos de personas en Cedar Rapids.

En su discurso repitió los mensajes de la gira electoral que realizó la semana pasada por Ohio y Pensilvania, subrayó que promulgar la reforma de salud en 2010 “fue lo correcto” y advirtió de que la educación “no puede ser un lujo”.

“Apuesto a que van a estar tan entusiasmados como en 2008, porque saben lo que está en juego”, les dijo Obama a los votantes.

Además, sostuvo que ésta será su “última campaña política”, sin importar lo que suceda en noviembre, y atacó de nuevo a Romney por ser “pionero” en trasladar empleos fuera de Estados Unidos cuando dirigía la firma de inversión Bain Capital.

Los republicanos, por su parte, han salido en defensa de Romney con la creación de una web que critica las ayudas del presidente a empresas que supuestamente se llevaron empleos fuera de EE.UU.