Chavela Vargas ya da candela en el hospital

Desde su cama de enferma dice a su amiga: "Qué chingada haces aquí. A España vinimos a trabajar así que, márchate"

Madrid, 12 de Julio – La cantante Chavela Vargas permanece “estable” en el hospital de Madrid en el que fue ingresada esta mañana a consecuencia del “gran esfuerzo” que hizo estos días en su visita a España.

Según explicó esta tarde a EFE su amiga la periodista María Cortina, la artista no ha sufrido “otra cosa” que un “cansancio brutal” a causa del “gran esfuerzo” que hizo el martes.

Ese día ofreció en la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde se aloja desde el día 1, un recital junto a Martirio y Miguel Poveda en el que cantó durante una hora.

“Chavela -dijo Cortina- hizo un gran esfuerzo por entregarse plenamente a su público y, sobre todo, como ella misma me ha dicho esta tarde, a Federico García Lorca”.

La artista está ingresada en el Hospital de La Princesa donde permanecerá, al menos hasta mañana, para “revisarla a fondo”, según Cortina, coautora del libro de memorias, junto a Vargas, “Dos vidas necesito”.

“Como dice el libro, dos vidas necesita pero ella tiene tres”, añadió Cortina, poco antes de explicar al público que asiste a la presentación del libro los motivos por los que Vargas no ha podido acudir.

“Chavela vino a Madrid ha despedirse de García Lorca, de sus amigos. Ella, 93 años, intuía que podía ser la última vez y tenía en su alma la idea de que venía a despedirse y se entregó como un rockero de 20 años”, ha dicho.

La artista sufrió ayer “una especie de desvanecimiento” como “le suele pasar después de una presentación y ella se refugia como un animalito en su cueva”.

Hoy, ha proseguido, seguía muy cansada y no querían tomar la decisión de volver a México el domingo como tenían previsto, sin que la viera un médico.

El corazón, ha asegurado, “lo tiene bien y además antes de viajar a España le hicieron una revisión en Cuernavaca y su cardiólogo dijo que ‘si por el corazón de trata esta señora puede dar la vuelta al mundo'”.

“He estado hace una hora en el hospital y me ha dicho- ‘que chingada haces aquí. A España vinimos a trabajar así que, márchate’. Eso demuestra lo que es Chavela”.