Expolicía hispano dice que no es culpable de homicidio

Manuel Ramos enfrenta cargos por la muerte de un indigente

Guía de Regalos

Expolicía hispano  dice que no es culpable de homicidio
Ron Thomas (al fondo, derecha), padre del fallecido indigente Kelly Thomas, escucha las declaraciones del fiscal Tony Rackauckas.
Foto: AP

LOS ÁNGELES (EFE).- Un expolicía hispano acusado de la muerte de un indigente tras una golpiza durante un arresto en Fullerton, al sureste de Los Ángeles, se declaró ayer no culpable durante una audiencia en corte.

Manuel Ramos, quien trabajó durante 10 años como oficial del Departamento de Policía de Fullerton, se declaró no culpable de los cargos de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario por la muerte del indigente Kelly Thomas, de 37 años, ocurrida luego de haber sido arrestado el 5 julio de 2011.

Su compañero Jay Cicinelli también se declaró no culpable de homicidio involuntario y uso excesivo de fuerza policial contra el indigente, que sufría de esquizofrenia y fue detenido por los policías al ser sospechoso de robos a vehículos.

Ramos, de 38 años, y quien dejó de ser oficial de la Policía del condado de Orange el pasado 3 julio, se encuentra en libertad tras pagar fianza de un millón de dólares.

Otros cuatro agentes que estuvieron presentes durante la golpiza no han sido acusados, pero se encuentran en licencia administrativa pagada.

Al cumplirse un año de la golpiza -que quedó registrada en un video de una cámara de seguridad del área-, Ron Thomas, padre del indigente muerto, presentó una demanda civil contra la ciudad.

De ser hallado culpable del cargo de asesinato en segundo grado, Ramos enfrentaría una sentencia mínima de 15 años y máxima de cadena perpetua, y hasta cuatro años en prisión.