Mexicanos gritan en San Francisco: “El pueblo no se va a dejar”

Repudian los resultados del proceso electoral en su país

Guía de Regalos

Mexicanos gritan en San Francisco: “El pueblo no se va a dejar”
El 7 de julio, simpatizantes del movimiento estudiantil Yo Soy 132 y afiliados al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) marcharon de Embarcadero, al consulado de México; reclamaron un supuesto fraude en la elección presidencial de ese país.
Foto: El Mensajero / Francisco Barradas

SAN FRANCISCO – Antes de la eventual publicación del bando solemne –que es la declaratoria oficial por parte de la Cámara de Diputados sobre quién será el próximo presidente de México–, parece que algunos mexicanos en el Área de la Bahía causarán aún bastante estrépito.

Inconformes por el resultado de las elecciones en México, celebradas el 1 de julio, miles han salido a protestar desde ese domingo al menos en 30 ciudades de aquel país.

La agitación ha trascendido al norte de California; en San Francisco se han registrado movilizaciones en repudio de lo que se califica como un fraude electoral.

Loreto Flores Velázquez, de 33 años, viajó de Sacramento a San Francisco el sábado 7 de julio. Mexicano, radicado hace una década en los Estados Unidos, se sumó ese sábado a una marcha organizada por dos grupos políticos, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que tiene un capítulo de adherentes en Redwood City, y Yo Soy 132 Bay Area –réplica del movimiento de rebeldía iniciado apenas en mayo por estudiantes de la Universidad Iberoamericana, en la Ciudad de México.

“No estoy de acuerdo con las elecciones. Es una injusticia. Es un descaro”, dijo Flores. “Ya basta de tanta impunidad. No se puede quedar así. Esto no se va a quedar así. El pueblo no va a dejarse esta vez. Son diferentes los tiempos. La gente no se espanta. La gente apoya”.

Flores, quien es bilingüe, dijo enterarse de las noticias de México a través de internet, de Once TV –un canal público que transmite desde la Ciudad de México– y de la Radio Pública estadounidense (NPR); es usuario de Twitter y Facebook; además que intercambia información con sus familiares.

Dijo que el año 2000 votó por Vicente Fox para la Presidencia. Su juicio es que seis años después, en la siguiente elección, hubo fraude. “La gente fue engañada; pero ahora es diferente, ya nos dimos cuenta”.

La marcha en que Flores participó ese 7 de julio inició a las 11:00 am frente al Embarcadero. Dos horas después, tras recorrer tramos de la calles Market y 4, el contingente se dirigió al 532 de la Folsom, donde se ubica el consulado de México. Unas 100 personas acudieron a la protesta.

De visita en San Francisco, provenientes de la Ciudad de México, Nuria Hernández y sus hijas Cecilia y Jimena Rubio se sumaron espontáneamente a la marcha en la calle Market.

“Estoy contenta que haya tanto apoyo para México en el mundo”, comentó Hernández. Su hija Jimena, de 15 años, expresó a su vez: “Estoy totalmente a favor de Yo Soy 132. Me parece que en México somos masoquistas. A pesar que hubo fraude, hay gente que se queda en su casa haciendo nada. O la gente que le dieron 100 pesos a través de Soriana, ¿se van a mantener con 100 pesos seis años?”

Alejandra Maciel, intérprete y traductora, asociada a la productora de espectáculos La Bohemia, nació en la Misión, el barrio latino de San Francisco, y es hija de padres mexicanos. Sobre por qué acudió a la manifestación del 7 de julio, comentó: “Protesto por el fraude electoral y para que los medios no sean un monopolio; por una democracia verdadera y por un México que no sea gobernado por puercos”.

Elva Kogl, una artista gráfica radicada en San José, también de origen mexicano, tendió sobre la calle Folsom, casi al culminar la protesta, una de sus obras. “¿Quieres más de este México?”, se leía en una pedazo de cartón que colocó junto a la pieza, que representa un niño que se desangra.

El movimiento Yo Soy 132, comentó Klog, “me hace sentir que no estoy sola”. Como tantos otros de sus compatriotas, dijo que dejó su país harta de mal gobierno. Su esperanza a esta hora es que los más jóvenes parecen haber despertado.

El jueves 12 de julio concluyó la etapa para presentar impugnaciones a los resultados electorales en México. Todas las inconformidades serán resueltas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a más tardar el 31 de agosto. Al cierre de esta edición, había al menos 300 recursos de queja interpuestos.

Para el 6 de septiembre, como fecha límite, el mismo Tribunal deberá realizar un cómputo final y luego emitir la declaración de validez de la elección; hasta ahora, el virtual ganador es Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional. La decisión del Tribunal es definitiva e inatacable.

La Cámara de Diputados –la Cámara baja del Congreso– será luego responsable de publicar el bando solemne. La Constitución de ese país prevé que el nuevo presidente de México asumirá el cargo el 1 de diciembre.